Hace un par de días se lanzó tanto para PS4, Xbox One y PC, el juego independiente DOGOS, desarrollado por el equipo argentino OPQAM, el cual se basa en los clásicos Shot ‘em up de naves, y combina las características fundamentales de los mismos, con elementos renovados y gráficos de alta calidad.

Este título decide hacerle frente a la costumbre que se tiene hoy en día a la hora de desarrollar videojuegos independientes, la cual trata de apelar a la nostalgia gráfica a través de títulos en 8 o 16 bits, y nos presenta el clásico matamarcianos adaptado a la actualidad.

Análisis - DOGOS 1

DOGOS nos hace empezar a jugar de buenas a primeras dándonos a elegir, previamente, qué tipo de dificultad queremos para avanzar en nuestra aventura, (cuatro en total), pudiendo optar por la versión más fácil, la cual nos brinda un sinfín de vidas para poder perder cuantas veces queramos, hasta la más complicada, que nos pondrá entre la espada y la pared, obligándonos a jugar de la forma más cuidadosa y estratégicamente para no perder en ningún momento.

Como jugadores nos ponemos en el lugar de Desmond Phoenix, quien desde el primer momento se encuentra huyendo de la raza extraterrestre que se encuentra amenazando a la Tierra, Zeetnuk, a bordo de una de las dos naves que se nos permitirá al principio de la partida.  Esta es una historia que se va desarrollando en el diario personal de Desmond, a medida que vamos superando los niveles.

Análisis - DOGOS 2

Luego de un primer nivel introductorio que nos servirá para adaptarnos a los controles, nuestro protagonista se unirá a Europa, nuestra nueva comandante y mecánica, que nos guiará a través de los 13 niveles restantes otorgándonos distintas misiones, que tratan principalmente de sabotear los planes de la invasión alienígena, infiltrándonos en sus bases y destrozando todas las naves enemigas que se nos crucen.

El juego se separa un poco del típico concepto de los Shoot ‘em up de naves, y en vez de avanzar hacia delante mientras le disparamos a todos nuestros enemigos, nos encontramos con una jugabilidad un tanto dinámica, en la que deberemos hacer uso de tres tipos de ataques diferentes dependiendo de nuestros enemigos; el ataque aéreo, dirigido a los distintos tipos de naves que se nos enfrenten, el ataque terrestre, para los tanques y cañones que se hallan en tierra firme, y los ataques especiales, que varían su objetivo dependiendo cuál obtengamos.

Análisis - DOGOS 3

Dichas diferencias en la forma de atacar pueden llegar a ser chocantes, especialmente en cuanto a velocidad, ya que el enfrentamiento aéreo recae en la acción, rapidez y agilidad, mientras que el terrestre en la estrategia de estar ubicado en el lugar correcto para que nuestros ataques sean efectivos, llegando a estar varios minutos sin poder avanzar.

Así mismo, a la hora de pilotar nuestro vehículo nos encontraremos con momentos en los que avanzaremos por un mismo camino bien marcado eliminando a los contrincantes en nuestro paso, para luego ubicarnos en espacios completamente amplios que deberemos recorrer por completo dependiendo de nuestras misiones. En partes contadas, habrá una modalidad de rapidez absoluta en la que únicamente nos centraremos en esquivar las montañas mientras nuestra nave avanza por su propia cuenta a gran velocidad.

Análisis - DOGOS 4

La dificultad va aumentando, así como también la cantidad de enemigos y la resistencia de los mismos, y de la misma manera iremos desbloqueando distintos tipos de armas que nos facilitarán las misiones.

Cada ciertos niveles nos enfrentaremos jefes finales, que si bien no incluyen ningún indicador de vida, no será complicado derrotarlos tras analizar bien sus patrones de ataques, aunque tendremos que ser rápidos para esquivarlos correctamente. Cabe aclarar que dichos jefes tienen una gran resistencia, por lo que a veces puede turnarse un poco agobiante el vencerlos.

Análisis - DOGOS 5

Los niveles incluyen además, tres misiones ajenas a la principal a modo de desafíos, obligando así a más de un obsesionado a jugar repetidas veces algún escenario con el fin de cumplir todos los objetivos, que van desde cumplir un plazo de tiempo determinado, hasta encontrar una nave específica en todo el mapa y derrotarla.

El apartado visual de DOGOS, por su parte, tiene un nivel muy alto; escenarios tridimensionales y efectos especiales de gran calidad. Sin duda alguna el juego causa una gran primera impresión con solo verlo. Sin embargo, de la musicalización no se puede decir lo mismo, ya que si bien la melodía que suele predominar puede llegar a ser un tanto pegadiza y movida, se vuelve algo monótona y repetitiva con el transcurso del tiempo.

Análisis - DOGOS 6

Cabe destacar que como latinoamericano, especialmente como argentino, estoy muy orgulloso de que juegos creados en estas tierras logren superar fronteras y lleguen a formar parte de las principales plataformas de videojuegos. Hoy en día son muchos los talentosos que se encuentran en las filas de grandes estudios desarrolladores, pero pocos forman sus propios estudios con el sello de sus nacionalidades, lo cual era algo impensado hace tan solo unos años.

Reseña
Gráficos
9
Música
6
Jugabilidad
8
Historia
8
COMPARTIR