Un reciente estudio revela los peligros del consumo de aceite de cocina recalentado para la salud, alertando sobre los riesgos que puede traer a nuestro organismo. En España, es común guardar el aceite usado en jarras graseras con filtro para reutilizarlo, pero ¿cuántas veces podemos hacerlo antes de que se vuelva perjudicial?

Según la investigación, el consumo de alimentos fritos puede estar relacionado con enfermedades cardiacas y cáncer, ya que el recalentamiento del aceite puede aumentar la neurodegeneración. Un experimento en ratas mostró daños cerebrales por el consumo de aceites recalentados, demostrando que calentar los aceites a altas temperaturas altera su estructura química y puede provocar inflamación y enfermedades cardíacas.

Para prevenir la neurodegeneración, se recomienda incorporar antioxidantes a la dieta y llevar un estilo de vida saludable. Cocinar con aceites ricos en poliinsaturados y evitar recalentarlos es clave para mantener una buena salud. Es importante estar consciente de los riesgos que puede traer el consumo de aceite de cocina recalentado y tomar medidas preventivas para cuidar nuestra salud a largo plazo. ¡No te arriesgues y elige lo mejor para ti!

READ  Aumento de infecciones respiratorias asociadas a gripe y VRS, especialmente en niños | Diariofarma