Altas temperaturas y sequedad provocan incendios en el sur de Italia, Sicilia afectada.

En los últimos días, las altas temperaturas y la sequedad han contribuido a la creación de numerosos incendios en el sur de Italia, especialmente en la región de Sicilia. Estos incendios han dejado un saldo de al menos cinco muertos y han causado daños significativos en el patrimonio cultural del parque arqueológico de Segesta.

Pero Sicilia no es la única región afectada por estas devastadoras llamas. También se han registrado incendios en las regiones de Calabria y Apulia. Además, otros países del Mediterráneo como Argelia, Grecia, Croacia, Portugal y Túnez también han sido afectados por esta ola de incendios.

En Sicilia, alrededor de 2.000 personas han tenido que ser evacuadas debido a la proximidad de las llamas. Numerosos bomberos, guardas forestales y carabinieri están trabajando arduamente para extinguir los incendios y proteger a la población.

La situación en Grecia es especialmente preocupante, ya que se espera que las temperaturas lleguen a los 46 grados. Además, existen múltiples frentes de incendio que están fuera de control. En la isla de Rodas, el fuego ha carbonizado cientos de kilómetros cuadrados de bosques, causando daños ambientales significativos.

En Argelia, la situación también es grave. Al menos 34 personas han perdido la vida y han ocurrido alrededor de 100 incendios en 16 departamentos. Por su parte, el gobierno de Túnez ha solicitado ayuda internacional debido a la ola de incendios que ha afectado su territorio.

En Portugal, las autoridades han logrado controlar un incendio cerca de Cascais, y en Croacia se está combatiendo otro incendio en Dubrovnik.

READ  Desde el inicio de la pandemia, Tonga ha estado en cuarentena tras su primer caso de coronavirus

Ante la magnitud de esta emergencia, varios países han enviado ayuda y equipos para colaborar en la extinción de los incendios en Italia, Grecia, Portugal y Túnez. La solidaridad internacional es fundamental en momentos como este, para controlar y mitigar los estragos causados por esta ola de incendios en el Mediterráneo.