Connect with us

Noticias destacadas

Aplazada la resolución de la iniciativa que regula la medicina alternativa

Published

on

La Comisión de Salud que preside el diputado Filemón Ortega Quintos votó por mayoría de sus integrantes que el análisis y opinión de la iniciativa que propone regular la medicina alternativa a través de la Ley de Salud del Estado de Sonora, se realice la próxima semana.

La diputada detrás de la iniciativa, Miroslava Luján López, dijo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció una posición hacia los países que integran el sistema de Naciones Unidas para incorporar este tipo de tratamientos y terapias en sus sistemas de salud pública. que en muchas ocasiones se visualizan en conflicto con los de la medicina alopática.

“Este dictamen propone que modifiquemos la Ley de Salud de nuestra entidad, con el fin de dotar al Ministerio de Salud Pública de competencias para desarrollar e implementar un programa de medicina alternativa, que incluya materias relacionadas con la medicina tradicional, complementaria y naturopática, entre otras, cuyo El propósito en el futuro cercano es integrarlos y ofrecerlos en las unidades de atención a su cargo, promover su conocimiento y buenas prácticas, así como monitorear su uso terapéutico adecuado y seguro ”, explicó.

Los legisladores Rosa Icela Martínez Espinoza, Fermín Trujillo Fuentes y Filemón Ortega Quintos consideraron imprescindible revisar en detalle el contenido del dictamen, y acordarlo con especialistas y el Ministerio de Salud para poder someterlo a votación en la próxima sesión. . de la comisión.

Actualización de COVID-19 en Sonora

La sesión contó con la presencia del subsecretario de Salud Ricardo Espinoza Castro, quien informó a través de una presentación gráfica que, si bien Sonora muestra una evidente disminución en las estadísticas de infecciones por COVID-19, podría ocurrir un proceso de reinfección si no se toman medidas. Medidas necesarias.

READ  Nuevo tren Merseyrail cubierto de graffiti antes de la entrega

Explicó que de los 21 mil casos que se han presentado en el estado, 1.969 fallecieron, mientras que 19 mil 31 resistieron la enfermedad, que, dijo, ya se nota en el gráfico de casos y defunciones, mostrando una tendencia a la baja. También agregó, en lo que respecta a la ocupación hospitalaria, en las últimas dos semanas.

Las diputadas Diana Platt Salazar, Miroslava Luján López y Rosa Icela Martínez cuestionaron al representante de salud sobre los pacientes asintomáticos, el seguimiento de los pacientes registrados como positivos para el virus y la importancia de la no movilidad.

Por su parte, el diputado Fermín Trujillo Fuentes destacó la cantidad de contagiados y la cantidad de hombres fallecidos, ya que aseguró que en las zonas rurales, donde hay más necesidades, la cultura y la educación tienden a resistir la atención de primer nivel, lo que representa un grave problema. problema. problema.

“Hay en este un espacio de oportunidad para legislar y aprobar recursos focalizados porque en estas áreas no existe una cultura de atención médica oportuna, además de promover una campaña institucional para que los ancianos sean controlados”, sugirió el diputado. de Nueva Alianza.

Espinoza Castro habló del “Programa Anticipa” y su segunda fase, ya que al reducir la incidencia de pacientes de alto riesgo, tienen la oportunidad de reforzar la atención primaria a los pacientes en recuperación, además de mantener geolocalizados a todos los pacientes COVID.

Explicó que están entregando oxímetros a los líderes de las diferentes comunidades y en todo el estado para que se dé seguimiento a quienes presenten un cuadro de emergencia y, en caso de una complicación, notifiquen de inmediato, para darles acceso rápido a un hospital. .

READ  Andy Murray gana la apertura de la Batalla de los británicos contra Liam Broady

“Se refuerzan las pruebas rápidas y la atención primaria en zonas marginales y pueblos indígenas; Se está trabajando en un centro de atención en el río Sonora y se están realizando intensas brigadas, dejando como precedente una red hospitalaria más reforzada ”, dijo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias destacadas

el normalista de Ayotzinapa que sobrevivió al Covid-19

Published

on

El 28 de enero de 2019 Aldo Gutiérrez Solano regresó a casa. Fue a celebrar su cumpleaños. Llegó vestido con camisa de manga larga a rayas rojas y blancas y pantalón marrón. Se veía renovado, sus mejillas estaban bien marcadas y su cuerpo fuerte había regresado. Se recostó en la hamaca del pasillo. Estaba feliz, rodeado de toda su familia, algunos amigos y personas que lo han apoyado.

Todos se dieron cuenta de su felicidad, durante las horas que estuvo en casa no paraba de mover los dedos de su mano derecha, una de las formas que ha aprendido para mostrar su estado de ánimo.

La alegría de Aldo no era de extrañar, durante cinco años no había pisado su casa, la bala que le atravesó la cabeza de derecha a izquierda la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala lo dejó al borde de la muerte: en coma.

La inyección dañó el 65 por ciento de su cerebro y lo dejó inerte.

Desde los primeros diagnósticos, la muerte lo perseguía. Cuando la familia recibió la noticia del ataque, les dijeron que Aldo había muerto. Cuando Leonel, su hermano, lo encontró tirado en el suelo en el hospital general de Iguala, los médicos le dijeron que no había posibilidad de que sobreviviera.

Sin embargo, Aldo se aferró a la vida y su familia se aferró a la vida de Aldo.

Sus padres y 13 hermanos lo han acompañado desde esa noche, lo atendieron en todos los hospitales en los que estuvo y ahora, en Ayutla, a donde regresó hace dos años, está sucediendo lo mismo.

Aldo no está solo, está con su familia.

La última noche

La noche del 22 de septiembre de 2014, Aldo se acostó en la hamaca del pasillo de su casa, donde le gustaba descansar. Gloria Solano, su madre, lo percibió extraño, demasiado pensativo.

No tengo ninguna duda: fue a preguntarle qué tenía. Aldo estaba preocupado porque volver a Ayotzinapa venían días pesados.

“Le dije que no fuera, pero me dijo que él era del comité y que los miembros del comité estaban siendo expulsados ​​por delante”. Gloria recuerda sentada en el comedor de su casa en Tutepec, en Ayutla, en la Costa Chica de Guerrero.

Esa noche no cenó ni tomó café como le gustaba, recuerda Gloria.

A la mañana siguiente, Aldo almorzó y fue a Ayotzinapa.

En la tarde del 26 de septiembre, “todavía había sol”, cuando Aldo marcó a Gloria. Le dijo que ya estaban saliendo de la escuela normal, pero en realidad la llamó para decirle que al día siguiente, sábado, cuando amanecía, se iba para Ayutla. Le pidió que se quedara con una jarra de chilate, a la que se apresuraría a almorzar juntos.

Lo encontraron

La noche del 26 de septiembre de 2014, en la casa de Aldo en Tutepec, fue una mala noche.

“Esa mañana ninguno de los hermanos pudo dormir, no sé si fue un presentimiento de lo que le estaba pasando a Aldo en Iguala”, dice Leonel, uno de los hermanos de Aldo.

El presentimiento se cumplió. Apenas amanecía cuando Leonel recibió la primera llamada.
Era su suegra: “viste, mataron a Aldo”.

Leonel lo dudaba. Su suegra volvió a llamarlo. El mismo mensaje: Aldo fue asesinado en Iguala.

Entonces, Leonel se levantó, fue a hacer una recarga y llamó a su hermano Ulises, un profesor egresado de Ayotzinapa que vive en Tixtla, cerca de lo normal.

“Me dijo que no podía comunicarse con Aldo, pero sabía que en Iguala había muchachos desaparecidos, muertos y heridos”, recuerda.

Leonel fue a la casa de sus padres, actuó tranquilamente, no quería que su madre se enterara sin antes saber lo que estaba pasando con Aldo. Le dijo a su papá y le dijo que tenían que ir a Iguala por Aldo.

Un primo los llevó a Iguala, Leonel recuerda que estaba en shock, no podía conducir. En el camino, recibió una llamada de otro primo que se puso en contacto con un amigo en Iguala que había localizado a Aldo en el hospital. El estaba vivo.

“Entré en el hospital lo vi mientras saltaba, como ya se estaba acabando, estaba tirado en el piso, sangrando, golpeado, todo morado y solo tenía una bolsa de hielo en la cara”.

Aldo fue el primer normalista de Ayotzinapa que fue baleado por la Policía de Iguala y criminales esa noche en la Avenida Álvarez en Iguala. Fue uno de los estudiantes que se bajó del autobús para trasladar la patrulla de la Policía de Iguala que los cruzó. Allí comenzó el horror que acabó con la vida de tres jóvenes y la desaparición de otros 43.

La batalla

En el hospital general de Iguala, los médicos dijeron que había muy poco que hacer por Aldo: tenía un 20 por ciento de posibilidades de sobrevivir.

“El director del hospital, que no recuerdo su nombre, se portó muy mal con nosotros, nos dijo que cuidaríamos de Aldo, si quería morir”, dice Leonel.

Aldo y su familia se aferraron a ese 20 por ciento. Leonel y su papá les pidieron que lo cuidaran, que hicieran todo por la vida de Aldo.

“Al día siguiente preguntamos por Aldo y nos dijeron lo mismo: que se iba a morir”, dice Leonel.

En ese hospital, Aldo estuvo hospitalizado durante 15 días hasta que llegó la ayuda del gobierno. De inmediato solicitaron su traslado para que pudiera recibir la atención adecuada.

En el hospital de Iguala les advirtieron que si lo sacaban moriría.

Corrieron el riesgo.

En el Instituto Nacional de Neurología, en la Ciudad de México, lo atendieron.
“Los médicos nos dijeron que tardó mucho en trasladarlo, porque la sangre coagulada dañaba otros órganos, porque no se drenaba. Allí entendimos que iba a ser un proceso muy largo, estuvimos un año y ocho meses en ese hospital. Nos sentimos muy presionados cuando Aldo llegó a Neurología, se puso muy delgado, pensamos que iba a llegar ”, explica.

Luego, la familia solicitó la intervención de médicos más especializados. Un grupo de médicos llegó de Cuba para ver cómo estaba Aldo. Dieron un poco de esperanza, pero tuvieron que cambiar de hospital.

“Nos dijeron que todo lo que había que hacer por el daño en la cabeza ya estaba hecho, le recomendaron que iniciara su rehabilitación”.

En el hospital de rehabilitación comenzaron los cambios: ganó peso, comenzó a mover los ojos, las manos.

La familia decidió que Aldo no podía pasar el resto de su vida en un hospital.

Casa nueva

Aldo regresó a Ayutla el 8 de octubre de 2018, le construyeron un lugar con las condiciones que requiere para recibir una atención adecuada. Ese lugar es como una habitación de hospital, que en su familia lo nombra como la “casa” de Aldo.

Que Aldo esté en esta nueva casa es un alivio para toda su familia. Primero para sus padres. Doña Gloria y Don Leonel pueden ir a verlo cuando quieran. Cuando estuve en la Ciudad de México era casi imposible, los dos son hipertensos, la altura los enferma.

“En México subía a cada cuatro meses por mi presión, llegaba y al día siguiente nos veíamos, me empezaba a doler la cabeza”, dice Gloria.

Ahora está a media hora de Tutepec.

Pero no solo es un alivio para sus padres, sino también para sus hermanos. En los casi cuatro años que estuvo ingresado en hospitales de la Ciudad de México fueron jornadas complicadas, aunque organizadas. De dos en dos cada semana cuidaban de Aldo en los hospitales.

Todos los hermanos aprendieron a cuidarlo, a prepararle la comida, a bañarlo. Para todos fueron días difíciles, perdieron días de trabajo, convivencia con sus propias familias pero nunca dejaron solo a Aldo.

“Si Aldo hubiera tenido uno o dos hermanos, ya habría muerto o lo habrían abandonado”, dice Leonel, refiriéndose a su familia extendida.

Ahora en su “casa” en Ayutla, los hermanos siguen cuidando de Aldo, pero uno al día, los días son menos intensos y todos están cerca.

No solo prestan atención a Aldo, siempre quieren que se reincorpore a la familia, lo motivan a recuperarse.

Incluso antes de la pandemia, Aldo fue llevado seis veces a la casa de sus padres y otra vez todos fueron a su “casa” para celebrar un cumpleaños o simplemente para vivir con él.

También le consienten: le ofrecen todo lo que le gusta, la música que escuchaba, las películas, los partidos de fútbol. Le compraron la camiseta, los calcetines, una colcha y su pelota del equipo de sus sueños: América.

Todo eso estimula a Aldo. Desde que está en Ayutla, ha ido construyendo más mecanismos para comunicarse: cuando quiere que le hablen, no deja de parpadear. Cuando se alegra de ver a alguien, le aprieta la mano, como siempre hace cuando ve a su madre. Cuando algo no le interesa, bosteza. Cuando está feliz, sigue moviendo los dedos de la mano derecha, como al ritmo de una canción. Todo esto motiva a su familia.

“Con el tiempo se recuperará, en el hospital nos contaron de un joven que estuvo en coma 22 años y salió”, dice Don Leonel con ojos brillantes.

El ultimo susto

En mayo, Aldo comenzó a tener fiebre, hasta 39 grados, sus ojos se pusieron rojos, sus pies estaban morados y comenzó a hincharse. Tuve diarrea. Los médicos no pudieron averiguar la condición.

La familia pidió hacerse la prueba de Covid-19. Salió positivo. Todos se pusieron nerviosos. Pero recurrieron a lo de siempre: se organizaron. La atención se hizo más rigurosa, tuvieron que llevar trajes de bioseguridad durante un mes y medio en el sofocante calor de la Costa Chica.

Si la salud de Aldo se complicaba, la familia y las autoridades sanitarias ya tenían un protocolo; Sería trasladado al hospital general de Acapulco, El Quemado.

Incluso a la familia se le ofreció esa posibilidad, pero ellos se negaron, no estaban seguros de que recibiría la atención que necesitaba.

Sus padres fueron aislados, ambos tienen alto riesgo en esta pandemia.

Aldo comenzó a recibir el tratamiento y las mejoras se notaron al tercer día. La fiebre empezó a bajar y 25 días después Aldo se recuperó.

“Este chico la liberó de nuevo”, dice Leonel.

READ  Corea del Norte detiene todas las comunicaciones con el Sur en fila por la distribución de folletos
Continue Reading

Noticias destacadas

Escáner de medicina para transformar

Published

on

yoY el El contexto La tecnología digital más desestabilizadora de las últimas décadas en el sector social y sanitario debido a la pandemia ha servido de contrapeso, asegurando una cierta estabilidad y continuidad asistencial. Este no será el único factor, pero será un elemento clave en la inevitable redefinición del sistema social y de salud. No debemos olvidar que existen otros desafíos: la demografía, las enfermedades crónicas y la degradación ambiental.

Antes de covid-19, la revolución digital no estaba firmemente asentada en el sector social y sanitario en España. La prueba es que las residencias quedaron desconectadas del sistema sanitario, provocando una tragedia que, en gran medida, podría haberse evitado. El coronavirus ha transformado esta tendencia, provocando un cambio muy profundo en la forma en que los pacientes interactúan con sus cuidadores y profesionales sanitarios. En pocos meses se ha producido un cambio cultural acelerado y todo lo digital se ha desestigmatizado. El principal motivo de esta aceleración fue la necesidad de poder mantener el contacto con los pacientes, lo que permitió a todos los actores del sistema asimilar y aceptar la telemedicina si fuera necesario. Cabe señalar que todo el mundo ve la medicina a distancia como un complemento a la medicina presencial. No es un sustituto.

La conclusión de estos meses confirma que la pandemia reveló muchos desafíos pendientes en nuestro sistema social y de salud y, sobre todo, que se pueda innovar y transformar rápidamente si es necesario. Hemos visto una expansión de las consultas digitales con pacientes de atención primaria y hospitales, cómo se han creado grupos virtuales de apoyo para pacientes de salud mental, cómo se ha extendido la monitorización remota, cómo ha aumentado la prescripción electrónica. medicamentos, cómo los médicos de atención primaria y los hospitales se han conectado virtualmente para conocer el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con covid, y también cómo los call centers han apoyado a los ciudadanos en los procesos relacionados con las pruebas, el seguimiento y las disputas.

READ  Ministros revelan poderes posteriores al Brexit para naciones del Reino Unido

La pregunta ahora es si este cambio se puede mantener como una forma de atención ofrecida a los ciudadanos en todo momento. Está claro que durante la pandemia todos estos cambios fueron improvisados ​​y no funcionaron en todo el país con la agilidad y la equidad necesarias. No todos los pacientes tienen acceso a la tecnología digital, del mismo modo que no todos los niños han podido afrontar la educación a distancia en igualdad de condiciones. La reducción de estas desigualdades en el acceso digital no sucederá por accidente o Déjalo ir. Necesitas un diseño, un plan. Si no se planifica, un cambio de esta magnitud creará gradualmente dos sistemas: algunos pacientes tendrán acceso digital y otros no. En este caso, el sistema nacional de salud ya no puede considerarse acceso universal.

Por tanto, en este momento necesitas convertir la improvisación digital en un plan, creando las condiciones para un cambio duradero y equitativo en el ámbito de la Administración. Este esfuerzo organizado también debería ayudar a reformar los sectores social y de salud. El modelo sanitario actual está fragmentado y no ofrece la calidad clínica y la seguridad ni los resultados esperados. Por ello, no conviene digitalizar el modelo sanitario actual, sino utilizar el potencial digital para transformar y reformar el sector. El modelo de atención de la salud actual no es apto para el siglo XXI. Necesitamos un modelo más comunitario, más preventivo, más centrado en la atención primaria, con una salud pública fortalecida.

Una lección obvia de esta pandemia ha sido verificar que una intervención preventiva -con detección, seguimiento y aislamiento de las personas infectadas- sumada a las medidas de higiene -lavado de manos, mascarillas y distanciamiento social- logra controlar los brotes. Asimismo, la vacuna también será una intervención preventiva, por lo que se puede confirmar que la crisis sanitaria más grave de los últimos cien años se resuelve principalmente con medidas preventivas.

READ  La decisión de la máscara que perseguirá la oferta de reelección de Trump

La misma lección se puede aplicar a todas las enfermedades crónicas prevenibles, como enfermedades cardiovasculares y respiratorias, diabetes, salud mental y cáncer. Estas son las principales causas de muerte prematura en nuestro país. Actuar de forma proactiva en cada uno de ellos salvaría innumerables vidas, además de contribuir a la sostenibilidad económica del sector. En este contexto, cabe preguntarse por qué nuestro modelo de salud y presupuesto es tan poco preventivo.

Covid-19 nos da la oportunidad de cambiar esta situación y avanzar hacia un modelo más poblacional y más preventivo. Es en este contexto que debemos pensar en la digitalización como una herramienta clave para transformar, y no para consolidar el modelo actual. Un sistema sanitario como el actual pero digitalizado no será más preventivo. Será una medicina aguda muy centrada en el hospital y digitalizada. Mejorará algunos procesos sanitarios, pero no nos prepara para la próxima pandemia ni previene enfermedades crónicas, que provocan el 91% de las muertes en España.

Sabemos cómo evolucionar hacia un nuevo modelo de salud basado en ejemplos prácticos para los próximos meses. Probable vacunación contra el SARS-CoV-2 este puede ser un gran ejemplo de prevención digital. Sin embargo, en este proceso, se debe tener cuidado para asegurar que se supere la brecha y que la vacuna esté garantizada para quienes más la necesitan y los más vulnerables.

Más allá de herramientas para brindar servicios clínicos y preventivos de manera remota, contamos con herramientas para convertir a pacientes pasivos en pacientes activos en el control de su enfermedad, nuevos roles profesionales para el manejo de casos, trayectorias de atención integral. , incentivos y desincentivos para actuar de manera preventiva, lo que reducirá los ingresos hospitalarios, y nuevas formas de contratación de servicios que agreguen más valor.

READ  Apoyar a los autónomos y las pequeñas empresas a través de proyectos locales.

Para continuar con este plan de transformación y no seguir improvisando el esfuerzo digital, es importante no volver a las rigideces y excesos burocráticos. Es necesario mantener esos arreglos más flexibles que han permitido a pacientes y médicos interactuar durante estos meses. La conexión digital, por ejemplo, puede ser un gran aliado en los próximos meses cuando sea necesario incentivar a los pacientes en riesgo a vacunarse tanto contra la influenza como contra el SARS-CoV-2. Si vuelve al viejo modelo burocrático, la implantación digital se ralentizará y se perderá esta oportunidad de conectar con los pacientes. También se perderá el potencial de transformación.

La crisis mundial del coronavirus no ha terminado y todavía es difícil ver su impacto en todos los ámbitos de la sociedad. Covid-19 nos recordó que nuestro sistema de servicios sociales y de salud no es coherente y que, en el estado actual, no solo no podrá responder a futuras pandemias, tampoco podrá hacerlo. Respuesta para. desafío demográfico y para desafío de enfermedades crónicas. Ahora es necesario evitar una secuencia de improvisaciones en las decisiones del sector y planificar el cambio. La lección de la crisis económica de 2008 confirma que el sistema de salud no se autoorganizará en la dirección deseada, sino que tiende a mantener la estado. Sin más, se necesita un cambio estratégico y presupuestario en España.

Rafael Bengoa es codirector del Instituto de Estrategia y Salud (SI-Heatlh) de Bilbao.

Continue Reading

Noticias destacadas

Thiago Silva debutó como capitán del Chelsea con errores imperdonables

Published

on

Ciudad de México /

Thiago Silva cometió un par de errores imperdonables durante el empate del Chelsea contra West Bromwich Recién en el partido en el que el técnico Frank Lampard había decidido darle la insignia de capitán, sin embargo, no fue la noche del brasileño la que salió de canje.

El defensa llegó al equipo de la Premier League esta temporada tras su exitosa etapa en el Paris Saint Germain (PSG) donde fue multicampeón e incluso finalista de la UEFA Champions League, por lo que estaba pintando para un mejor debut en Inglaterra.

Apenas habían transcurrido 24 minutos de partido cuando el zaguero cometió la pifia más infame del partido, cuando Intentó salir jugando y perdió el balón ante el delantero Callum Robinson que entró al área y definió el 2-0.

Este fue el segundo juego del brasileño con los Blues después Debutó en la semana durante la victoria por 6-0 en Barnsley por la Copa de Inglaterra.

Lampard sustituyó al defensor en el minuto 73 del delantero francés Olivier Giroud en busca de rescatar el resultado y lo hizo con un doloroso gol de Tammy Abraham en el tiempo de compensación con el 3-3 definitivo.

El resto de goles del Chelsea fueron obra de los centrocampistas Mason Mount y Callum Hudson, que también entraron al intercambio. Mientras estaba del lado de Albion, los goleadores fueron Robinson un par de veces y el defensa Kyle Bartley.

Continue Reading

Trending