Investigadores del Clínic-IDIBAPS en Barcelona lideraron un estudio internacional para determinar el riesgo de desarrollar cirrosis y otras enfermedades graves en el hígado en la población general. Este estudio ha permitido el desarrollo de un índice basado en ocho variables que permitirá aplicar cambios en el estilo de vida de las personas en riesgo, diagnosticar de forma precoz estas enfermedades e iniciar tratamientos que frenen su progresión.

La cirrosis es una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial y la segunda causa de años de vida perdidos en Europa. Se estima que puede causar cáncer de hígado y es responsable de la muerte de dos millones de personas cada año. Esta enfermedad se produce por la acumulación de tejido fibroso en el hígado y está relacionada con factores como la hepatitis C, la enfermedad por hígado graso y la diabetes tipo 2.

Identificar a las personas en riesgo de desarrollar fibrosis hepática es fundamental para aplicar cambios en el estilo de vida y realizar tratamientos que prevengan la cirrosis. Hasta ahora, las técnicas no invasivas para identificar a estas personas tenían limitaciones, por lo que existía una necesidad médica de disponer de herramientas sencillas basadas en variables clínicas o de laboratorio.

El estudio liderado por los investigadores del Clínic-IDIBAPS se basó en datos de más de 6.400 personas sin enfermedad hepática conocida y se validó en un grupo de más de 8.000 personas de la población general. El índice desarrollado, llamado LiverRisk, se basa en 8 variables y permite hacer una predicción de la aparición de fibrosis hepática y de la situación del hígado de una persona.

READ  Información sobre El Karma

Esta herramienta permitirá prever la posibilidad de desarrollar cirrosis a largo plazo y predecir complicaciones en el futuro. La aplicabilidad de este índice es similar a los factores de riesgo cardiovascular y puede tener un impacto importante en el diagnóstico precoz de enfermedades hepáticas.

Este estudio llevado a cabo por investigadores del Clínic-IDIBAPS en Barcelona representa un avance significativo en el campo de la medicina hepática, ya que permitirá identificar de manera sencilla y eficiente a las personas en riesgo de desarrollar cirrosis y otras enfermedades graves en el hígado. Esto permitirá implementar cambios en el estilo de vida y tratamientos que frenen su progresión, mejorando así la calidad de vida de muchas personas y reduciendo su morbimortalidad.

En resumen, los investigadores del Clínic-IDIBAPS en Barcelona han liderado un estudio internacional que ha permitido el desarrollo de un índice basado en ocho variables para predecir el riesgo de desarrollar cirrosis y otras enfermedades graves en el hígado. Esta herramienta, llamada LiverRisk, se basa en datos de más de 6.400 personas sin enfermedad hepática conocida y permite realizar una predicción precisa sobre la aparición de fibrosis hepática y la situación del hígado de una persona. Esto facilitará la implementación de cambios en el estilo de vida y tratamientos que prevengan la cirrosis, mejorando así la salud hepática en la población general.