Según un informe de los medios austriacos el sábado, se sospechaba que un alto diplomático austriaco que fue despedido a principios de este mes filtró documentos clasificados relacionados con el envenenamiento de un ex agente doble ruso en Inglaterra por Novijok en 2018.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Austria dijo a la AFP que Johannes Petlik fue destituido del cargo de embajador de Austria en Indonesia a mediados de octubre e inició un “proceso judicial” en su contra.

El ministerio no proporcionó más detalles. Peterlik fue el funcionario de más alto rango del ministerio de 2018 a 2020.

Sin embargo, los periódicos Die Presse y Der Standard citaron documentos judiciales de los que se sospechaba que había proporcionado documentos confidenciales a un exagente austriaco acusado de espiar para Rusia en 2018.

Según los informes, los investigadores tienen videos de ex espías de BVT, una agencia de inteligencia nacional en Austria, que contienen documentos relevantes. El exespía se mantuvo en contacto con Petlik, cuyo teléfono y computadora fueron confiscados a principios de septiembre.

Las autoridades austriacas recibieron documentos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en La Haya. Petlik había pedido consultar los documentos.

Según los informes, los documentos contenían información sobre la formulación de Novichok (un agente nervioso desarrollado en la Unión Soviética), así como información sobre el ex agente doble ruso Sergei Skripal en la ciudad catedralicia británica en marzo de 2018. Información sobre el envenenamiento de Elsbury.

El caso surge de una investigación sobre un fraude a gran escala por parte de la empresa alemana Wirecard.

READ  El accidente del avión Boeing 737 Max indica la necesidad de fortalecer la supervisión de la FAA

Según los informes, el ex director de operaciones de Wirecard y el austriaco Jan Marsalek intentaron impresionar a los socios comerciales mostrándoles un documento que contenía la fórmula de Novichok.

Según los informes, Marsalek también posee documentos internos de la OPAQ sobre su investigación de envenenamiento.

Después de no rendirse a los investigadores alemanes, todavía está huyendo.

Este no es el primer escándalo de los últimos años que ha empañado la reputación de los estados miembros de la UE, Austria no forma parte de la OTAN y mantiene estrechas relaciones con Rusia.

En junio de 2020, un veterano del ejército austríaco fue condenado a tres años de prisión por espiar en Moscú.