El derretimiento de los polos está ralentizando la rotación de la Tierra

Un reciente estudio publicado en la revista Nature por Duncan Carr Agnew ha revelado que el deshielo en Groenlandia y la Antártida está teniendo un impacto directo en la velocidad de rotación de nuestro planeta. Según el estudio, la pérdida de hielo en los polos está alterando la rapidez con la que la Tierra gira, lo que a su vez podría afectar la coordinación de la hora mundial y la sincronización de los relojes atómicos.

Desde 1972, se han tenido que añadir segundos intercalares en varias ocasiones para ajustar el Tiempo Universal Coordinado (UTC) debido a la ralentización de la rotación de la Tierra. La masa de las capas de hielo en los polos ejerce una fuerte atracción gravitatoria sobre los océanos, lo que contribuye a este fenómeno.

El calentamiento global ha provocado un aumento del deshielo en el Ártico, lo que está causando que la Tierra gire más lentamente. Este efecto del cambio climático, lejos de ser positivo, es otro indicio de cómo estamos afectando negativamente al planeta.

Según el autor del estudio, este hallazgo debería ser motivo de preocupación y debe servir como un recordatorio de la urgencia de tomar medidas para frenar el calentamiento global y proteger nuestro planeta. La ralentización de la rotación de la Tierra es solo uno de los muchos efectos adversos que el cambio climático está teniendo en nuestro mundo.

READ  Shantae Nendoroid obtiene Ret-2-Go