CIUDAD DE MÉXICO – (AP) – El partido gobernante Morena del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador decidió el domingo que una serie de cinco elecciones de verano decidirán el candidato del partido para las elecciones presidenciales de junio de 2024.

Los cuatro contendientes de Morena deben renunciar a sus cargos gubernamentales antes del viernes, incluida la alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Scheinbaum, considerada la principal candidata. Esto es para evitar que los candidatos primarios usen sus puestos para obtener una ventaja injusta. Cada uno puede hacer campaña durante todo el verano.

El partido está ansioso por evitar las acusaciones de división y manipulación que han marcado las elecciones primarias pasadas en Morena. Los cuatro contendientes unieron sus manos y corearon “¡Unidad! ¡Unidad! ¡Unidad!” Después del anuncio.

El máximo diplomático de México, Marcelo Ebrard, ya ha dicho que renunciará esta semana. Sen. está dejando el campo. Ricardo Monreal y el secretario de Gobernación, Aidan López, quienes no son parientes del presidente.

Los dos partidos de la coalición, los partidos Verde y Laborista, también presentarán un candidato principal cada uno para la nominación de la coalición.

Morena saltó rápidamente a la prominencia nacional tras la elección de López Obrador en 2018. No puede postularse para la reelección y ha dicho que se retirará por completo de la política después de que expire su mandato en septiembre de 2024.

Pero el partido Morena gira en gran medida en torno a la popularidad personal del presidente, y López Obrador no ha podido convertirlo en una fuerza cohesionadora. Algunos miembros provienen de partidos de izquierda más pequeños y algunos del antiguo Partido Revolucionario Institucional gobernante, el PRI.

READ  La Casa Fuerte | Ferre y Cristina ganan el sexto asalto, en directo

Los contendientes han puesto en duda los resultados de las elecciones internas del partido en elecciones primarias anteriores celebradas por Morena. Para evitar este tipo de conflictos, el propio partido realizará una encuesta, y cada uno de los cuatro candidatos de Morena nombrará encuestadoras privadas para realizar cuatro encuestas más. Cada uno tendrá el mismo peso.

No habrá debate entre los candidatos de las primarias, ni se permitirá que los gobernadores, alcaldes, miembros del gabinete o el presidente respalden a un candidato durante la primaria.

Las votaciones se llevarán a cabo en todo el país entre finales de agosto y principios de septiembre. El ganador será anunciado el 6 de septiembre. Cualquier mexicano, no solo los miembros de Morena, puede ser encuestado en las encuestas.

Si bien el partido dice que López Obrador no decidirá el candidato, la preferencia del presidente, y cualquier indicio de ello, por leve que sea, será decisiva.