El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha decidido posponer el juicio contra los ex altos cargos de ERC José María Jové, Lluis Salvadó y Natàlia Garriga, acusados por los preparativos del referéndum del 1 de octubre de 2017, con el fin de evitar posibles interferencias con las próximas elecciones autonómicas del 12 de mayo.

El juicio estaba programado para el 10 de abril y los acusados se enfrentan a cargos de malversación, prevaricación y desobediencia en relación con la organización de la consulta independentista. La sala civil y penal del TSJC decidió aplazar el juicio para garantizar la imparcialidad del proceso durante la campaña electoral.

A pesar de la solicitud de suspensión del juicio por parte de la defensa, argumentando la tramitación de una ley de amnistía en las Cortes, el tribunal consideró que dicho proceso legislativo aún no es un hecho consumado. La Fiscalía solicita 7 años de cárcel para Jové, 6 años y tres meses para Salvadó y un año de inhabilitación para Garriga por los delitos cometidos en relación con el referéndum ilegal.

La decisión del TSJC ha generado controversia en medio del clima político tenso en Cataluña, con diversas reacciones por parte de los partidos políticos y la sociedad civil. La incertidumbre sobre el futuro de los acusados y el impacto de este caso en el panorama político regional se mantienen en vilo hasta la reprogramación del juicio. Seguiremos informando sobre los desarrollos de este caso en nuestro sitio web ‘Over Karma’.

READ  Los desafíos del año judicial: del futuro de Puigdemont al recuento de votos