El ejército israelí se retira del hospital Al Shifa en Gaza después de dos semanas de asedio, dejando atrás destrucción y cadáveres. La retirada de Israel eleva a 600 el número de militares muertos desde octubre, mientras que la hermana del líder de Hamás es detenida en Israel. En medio de esta escalada de violencia, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, inicia una gira por Oriente Próximo para abordar el conflicto en Gaza.

Además, un proyectil lanzado desde Irak impacta en la ciudad israelí de Eilat sin causar heridos, aumentando la tensión en la región. Mientras tanto, continúan las protestas y enfrentamientos en Gaza, con un saldo de cientos de heridos y víctimas mortales.

La comunidad internacional ha condenado enérgicamente la violencia en la región y ha llamado a ambas partes a cesar las hostilidades. Mientras tanto, la ONU ha advertido sobre la grave situación humanitaria en Gaza, con escasez de alimentos, agua y energía eléctrica.

El conflicto entre Israel y Palestina parece lejos de encontrar una solución, y la escalada de violencia continúa dejando un rastro de destrucción y muerte. A medida que la comunidad internacional busca una salida negociada al conflicto, la población civil en Gaza sufre las consecuencias de una guerra que parece no tener fin.

READ  El primer ministro de Singapur, Lee, viste un chal azul y un collar colgante de jade en la histórica cumbre de la APEC