“Las puertas del infierno”, así se conocían La Castañeda, el manicomio inaugurado en 1910 en la ciudad de México. En este lugar, ahora recordado por las increíbles condiciones de abuso y malas condiciones sanitarias, muchos fueron encarcelados injustamente. mujer.

Una bandera de ninfómanas y otro de prostitutas. los mujer quien vino a La Castañeda por supuestos diagnósticos de ninfomanía fueron torturados: fueron encerrados en cuartos pequeños y electrocutados.

Pero la verdad es que muchos de estos mujer no eran locomotora, solo practicaban su vida sexual abiertamente, se rodeaban de hombres o actuaban con “rebeldía” e hicieron cosas que no podían en ese momento – todo lo político y académico estaba fuera de su alcance – incluso muchas mujer Llegaron al asilo porque sus familiares querían deshacerse de ellos.

¿Cómo lo sabes? Después de años se revelaron los registros médicos de varios pacientes. Muchos están vacíos. Otros dejan en blanco los espacios asignados a la descripción de los síntomas y la historia de la enfermedad.

Algunos describen los síntomas, determinan el diagnóstico y el tratamiento ideales, pero siempre a partir de la voz del médico que describe y clasifica.

Así, a través de Rosario habla el médico, quien a su vez repite lo que dijo el hermano de la mujer: “se vio obligado a admitirla porque no podía soportarla en casa”, declaró el hombre al ingreso.

los ninfomanía ahora

En la actualidad el ninfomanía aún no clasificado oficialmente como trastorno en la quinta y última edición de Manual de diagnóstico Y Estadísticas de trastornos mentales (DSM-V), la ‘biblia’ del psiquiatría.

Sin embargo, en el ámbito médico se reconoce que son varios los pacientes que acuden al consultorio por “adicción” al sexo o porque experimentan su deseo sexual como un problema. La OMS comenta que aunque este es un fenómeno que ocurre, a menudo se clasifica como un “efecto secundario” de otros. trastornos.

READ  Familiares piden esclarecimiento del crimen de Ayotzinapa en México - Prensa Latina

Aún así, es cierto que históricamente ninfomanía e histeria se han visto como enfermedades asociadas, en su mayor parte, con mujer; prueba de ello son los vibradores, que fueron creados para ayudar a las mujeres mujer para curar la histeria.