Millones de indios se han unido a las plataformas de redes sociales locales desde que Nueva Delhi prohibió una gran cantidad de aplicaciones chinas, incluida TikTok, en medio de crecientes tensiones entre los vecinos gigantes, dijeron el jueves funcionarios de la industria.

La prohibición se produce cuando India aumenta la presión económica sobre China luego de una batalla fronteriza el mes pasado en la que murieron 20 soldados indios.

Las 59 aplicaciones prohibidas incluyen el gigante para compartir videos TikTok, Helo y Likee, y las autoridades los acusan de actividades “perjudiciales” para la “soberanía e integridad de la India”.

El primer ministro Narendra Modi, que tiene un gran perfil en las redes sociales, apoyó su campaña al cerrar su cuenta en la plataforma Weibo de China el miércoles.

Su fotografía y 115 publicaciones realizadas en los últimos cinco años fueron borradas a petición de las autoridades indias, dijo la compañía china.

Sharechat y Roposo, de 1.300 millones de habitantes de la India, son un mercado clave para los jugadores globales de Internet y las plataformas de aplicaciones locales. Dijeron que habían visto un gran aumento de nuevos usuarios desde la prohibición del lunes de sus rivales chinos.

Sharechat dijo en un comunicado que su plataforma de video registró 15 millones de nuevas descargas, a veces a razón de medio millón cada 30 minutos, en las 48 horas posteriores a la prohibición.

Ahora tiene al menos 150 millones de usuarios registrados, dijo.

“Damos la bienvenida al movimiento del gobierno contra las plataformas que han tenido serios riesgos de privacidad, seguridad cibernética y seguridad nacional”, dijo a AFP Berges Malu, director de políticas públicas de ShareChat.

READ  OnePlus Watch obtiene la confirmación de lanzamiento que necesitamos

La prohibición trae impulso tecnológico

“Creemos que este movimiento ayudará a crear un campo de juego nivelado (para plataformas indias)”, agregó Malu.

Unos 10 millones de nuevos suscriptores se han unido a la aplicación de video Roposo, dijo a AFP Naveen Tewari, director ejecutivo de los propietarios, InMobi, lo que eleva su base de usuarios a 75 millones.

Se estima que 120 millones de indios eran usuarios de TikTok antes de la prohibición.

Tewari dijo que la prohibición de la aplicación daría a las plataformas locales la oportunidad de convertirse en el cuarto centro tecnológico más importante del mundo junto con Estados Unidos, Rusia y China.

“Tales oportunidades no son fáciles”, agregó.

La industria india ha estado presionando durante mucho tiempo contra las aplicaciones chinas que dominan el mercado, con Sharechat e Inmobi pidiendo que las plataformas sigan las leyes y valores indios.

También se teme que las aplicaciones extranjeras puedan influir en los asuntos internos en áreas como la política.

“La penetración profunda de las plataformas chinas en una democracia abierta como la India hace que sus futuros procesos electorales sean vulnerables a la interferencia y manipulación externas”, dijo un analista de la industria digital con sede en Nueva Delhi, que habló bajo condición de anonimato.

Los observadores dicen que retener a los nuevos seguidores será el principal desafío para los advenedizos indios, que ahora tendrán que invertir en personal y contenido para mantener al público.

Arvind Gupta, fundador y jefe de la Fundación DigitalIndia, dijo a AFP que las empresas indias también tenían que responder “a las preocupaciones estratégicas en torno a la privacidad y la seguridad de los datos” mientras aprovechaban la salida de TikTok y otros rivales.

READ  Los grupos no vacunados permiten que Covid mute y aumente el riesgo

“Este vacío también hace que el panorama digital de India sea mucho más atractivo para la inversión … de otras sociedades democráticas y abiertas”, dijo Gupta, ex jefe de tecnología del gobernante Partido Bharatiya Janata de India.