Ana Botín, presidenta del Banco Santander
Ana Botín, presidenta del Banco Santander

El grupo Santander cerró la primera mitad del año con pérdidas por valor de 10.798 millones después de asignar 12.600 millones de euros a dos cargos contables: la reducción de la plusvalía de sus inversiones históricas y la de los activos por impuestos diferidos (DTA, también conocidos como créditos fiscales). ) en vista del deterioro de las perspectivas económicas como resultado de la pandemia.

El beneficio antes de provisiones para junio aumentó 2% a 11,865 millones. El resultado ordinario alcanza un beneficio de 1.908 millones de euros, un 53% menos que en el primer semestre de 2019 debido a las disposiciones también contra el deterioro potencial debido a la crisis causada por la pandemia. En las primeras horas de negociación, Santander cayó un 3,5%.

La entidad ha actualizado el valor de sus inversiones (principalmente el precio que pagó por las subsidiarias en el Reino Unido, los Estados Unidos y Polonia) a las perspectivas actuales de beneficios que puede obtener y a la situación de las tasas de interés, que son negativas. Es la segunda vez que reduce el valor de la filial británica; en diciembre también lo hizo.

Después de este análisis, Santander ha reducido el valor en libros de sus bancos, lo que ha exigido “un cargo extraordinario sin efecto efectivo de 12,6 mil millones, de los cuales 10,1 mil millones corresponden a la plusvalía (45% de la plusvalía total del grupo) y 2,500 millones a créditos fiscales. Tenía estos créditos listados como beneficios potenciales y ahora reconoce que no podrá restarlos de ganancias futuras. Otros bancos, como BBVA, han tomado decisiones similares, lo que llevó a pérdidas históricas también, hace meses, aunque con montos menores que Santander.

READ  American Airlines acaba de emitir un comunicado que podría perdonar a los clientes

En una nota, el banco cantábrico declara que “aunque esta actualización resulta en una pérdida atribuida para la primera mitad de 10,798 millones de euros, este deterioro no tiene ningún efecto en efectivo o impacto en la liquidez, riesgo de crédito o capital CET1”, la más alta calidad. “Con respecto a la reducción en el valor del fondo de comercio, 6,101 millones corresponden al negocio en el Reino Unido, 2,330 millones a los Estados Unidos, 1,192 millones a Polonia y 477 millones a Santander Consumer Finance. Este ajuste no cambia la importancia estratégica de los mercados o los negocios del grupo. “

Pago de dividendos

El cargo de $ 12.6 mil millones de Santander se carga contra el estado de resultados y reduce el patrimonio total del grupo, pero no el patrimonio regulatorio que determina si los dividendos se pueden distribuir. Por esta razón, Santander especificó este miércoles que ha acumulado capital con la intención de pagar un dividendo contra los resultados de 2020.

“La junta tiene la intención de aplicar una política de dividendos en efectivo del 100% tan pronto como las condiciones del mercado vuelvan a la normalidad, sujeto a recomendaciones y aprobaciones regulatorias. Por esta razón, el banco ha reservado seis puntos básicos de capital CET1 en el trimestre para un posible dividendo en efectivo contra los resultados de 2020. Esta decisión se suma al dividendo mencionado anteriormente en vale (en acciones) correspondiente a 2019 ″, afirma Santander. El Banco Central Europeo (BCE) no prohíbe distribuir dividendos en acciones, lo que no permite, en 2020, es hacerlo en efectivo.

Por otro lado, el banco comenta que ha aumentado su actividad crediticia y que continúa apoyando a sus clientes durante la pandemia con el otorgamiento de 1.600 millones de euros por día en promedio en nuevos préstamos en el segundo trimestre y moratorias a más de cinco millones de clientes

READ  Oferta inspirada, ventisca, moderno: su reunión informativa del jueves por la noche

Con respecto a los préstamos morosos, redujo la tasa de incumplimiento en 25 puntos básicos en los últimos 12 meses, a 3.26%, mientras que el índice de cobertura aumentó a 72%. Santander mantiene su pronóstico de que el costo del crédito terminará el año en 1.4-1.5%.

Ana Botín, presidenta de Santander, declaró en la nota que “la fortaleza de nuestro modelo nos permite obtener un buen resultado, con un aumento de capital, una reducción de costos más rápida de lo esperado y una buena calidad crediticia”, y que la ganancia atribuida sufre las diversas amortizaciones “esta revisión no afecta la solidez de nuestro balance”. “Los cimientos de nuestro negocio son sólidos, con un nivel de capital en la parte superior de nuestro objetivo”, dijo.

Menores beneficios en las tres áreas principales.

Las provisiones para la pandemia han reducido las ganancias en las tres grandes áreas donde trabaja Santander: Europa, que genera el 35% del resultado, América del Norte, que proporciona el 20%, y América del Sur, que sigue siendo el motor después de contribuir con el 45% de las ganancias. . Las unidades de inversión y banca corporativa, llamadas Santander SCIB, lograron 928 millones, un 23% más, mientras que la administradora de fondos de pensiones e inversiones, Santander WM&I, obtuvo 427 millones, un 3%.

Las disposiciones de la pandemia y la caída en los negocios han llevado a que todos los márgenes en el estado de resultados muestren disminuciones significativas. Por país, Brasil sigue siendo la estrella, aunque brilla menos: aporta 995 millones al grupo, un 33% menos, seguido de Santander Consumer Finance con 477 millones, un 26% menos que en 2019; México ocupa el tercer lugar, con 406 millones de euros de ganancias, un 4% menos. En España, el resultado cayó a 251 millones, un 64% menos, y en el Reino Unido el grupo logró 139 millones, un 76% menos.

READ  Los empresarios presionan al PP para que haya acuerdos en la reconstrucción | España