El Real Madrid venció al ex campeón defensor Athletic Bilbao 2-0 en Riyadh el domingo por la noche para ganar la Supercopa de España.

David Alaba pasó la última prueba física y jugó en el Real Madrid desde el banquillo, Lucas Vásquez jugó en Dani Carvajal y Rodrigo fue la primera opción en la zona delantera.

Como era de esperar, el Real Madrid dominó los primeros acuerdos. Cinco minutos después, Luka Modric y Lukas Vasquez unieron fuerzas por la derecha, y Casemiro alimentó a Rodrigo, pero él disparó apresuradamente y falló.

Los blancos estuvieron muy cerca en el minuto 19. Vinicius Jr. abrió el balón para Karim Benzema en el borde del área, luego se acurrucó en la esquina más alejada, pero el desvío significó que se fue directo al lado equivocado del poste.

El número uno de España, Unai Simón, hizo una buena parada para el Athletic al disparar el taladro de Casemiro al primer poste cerca de la esquina.

En el Real Madrid todo está en el lateral derecho y Rodrigo es un gran dolor de cabeza para el Bilbao. El brasileño asistió para el primer gol cuando cruzó a varios defensores por la derecha y pasó el balón a Luka Modric en el área, con un soberbio remate por encima de Simon y a la altura de la bocina.

A continuación se muestran las transferencias confirmadas del 10 de enero de esta semana.

Los Leones asustaron al Real Madrid en el descanso cuando el balón le cayó a Oyhan Sanchet, que fue cortado, antes de enviar un potente remate al ángulo superior derecho, pero el balón se fue desviado unos centímetros.

READ  Aula del Mar en Málaga, España celebra 33 años de conservación marina

El Real Madrid ganó el penalti cinco minutos después del descanso cuando el remate de Benzema pegó en el brazo de Yere Álvarez y el francés se adelantó y deslizó por el ángulo izquierdo.

El Atlético tuvo casi dos ocasiones consecutivas de remontar cuando un primer esfuerzo desviado derivó en una gran parada de Thibaut Courtois antes de que Raúl García y Álvarez se bloquearan en el segundo palo. Balón A, y el balón se va desviado.

Sin embargo, los Leones tendrían otra oportunidad de reducir la distancia a la mitad en el minuto 86 cuando el cabezazo de García golpeó el brazo de Eder Militao y el brasileño fue expulsado con tarjeta roja directa. Pero el penalti de García lo atajó magistralmente las piernas de Courtois para asegurar la final cerrada, como pudo haber sido para los de Ancelotti, que se llevaron la primera medalla de plata de esta temporada.