El primer ministro español, Pedro Sánchez, anunció el domingo que el país mediterráneo reabrirá sus fronteras con el resto de la Unión Europea a partir del 21 de junio.

España cerró sus fronteras cuando el gobierno anunció un estado de alarma el 14 de marzo en un intento por frenar la propagación de la pandemia de coronavirus.

Sánchez anunció durante una video conferencia semanal que los viajeros de otros países de la UE podrán ingresar libremente al país a partir del 21 de junio, cuando expire el estado de alarma.

“A partir de entonces, ya no habrá obligación de cuarentena para quienes ingresen a nuestro país”, agregó.

La única excepción será Portugal, que esperará hasta el 1 de julio a petición de su gobierno.

Ha habido más de 243,600 casos y 27,100 muertes por Covid-19 en España, lo que ha comenzado a reducir las restricciones después de controlar la tasa de infección.

Las llegadas internacionales desde fuera del área Schengen podrán ingresar libremente al país a partir del 1 de julio, siempre que las naciones cumplan ciertos requisitos.

“En primer lugar, su situación epidemiológica, que tendrá que ser similar o mejor que la de la Unión Europea”, dijo Sánchez.

“En segundo lugar, deberán aceptar algunas medidas de salud relacionadas con el origen, los viajes y el destino. Y, por último, tendrá que ser recíproco “.

El turismo es una industria clave para la economía de España, que representa alrededor del 12 por ciento de su PIB, y las empresas del sector han estado haciendo campaña para que se levanten las restricciones de viaje.

READ  Laredo College recibe apoyo económico para estudiantes de México

Sánchez también anunció que el gobierno dará a conocer un plan de promoción turística el jueves.

El líder español dijo que la recuperación de la industria es “una prioridad” para el gobierno y que el paquete de rescate ayudará a los territorios en riesgo de despoblación y mejorará las condiciones de empleo.

“España no es un país cualquiera en lo que respecta al turismo, ni en cantidad ni en calidad”, dijo Sánchez y destacó que el país es el segundo más visitado del mundo.

El primer ministro dijo que un plan para implementar precauciones de seguridad para los turistas internacionales se probará en las Islas Baleares de España a partir de la próxima semana.

“Hemos comenzado un proyecto piloto que permitirá la entrada de unos 10.900 turistas alemanes a las Islas Baleares, una iniciativa que nos ayudará a probar todas las medidas de seguridad que impondremos durante esta temporada turística”, dijo.

Sánchez también anunció un paquete de 3.75 mil millones de euros para el sector automotriz del país, que sufrió un duro golpe el mes pasado con el cierre de la planta de Nissan en Barcelona.

El plan incluirá medidas para apoyar a la industria con inversiones y reformas legales, incentivos para la investigación e innovación, un sistema tributario que hace que el sector sea más competitivo y capacitación y calificación para los trabajadores. EFE-EPA

eld-rb