Portada del libro Metiendo Codos.
Portada del libro Metiendo Codos.

Trascender (de hecho, se entiende) fue moderadamente más fácil cuando no había tantos canales de televisión y la oferta de ocio no era tan amplia y abrumadora como lo es hoy. Era necesario tener algo de talento y transmitir algo a la audiencia, por supuesto, pero la caja emitió una señal que se deslizó sin apenas competencia en miles de hogares. El ciclismo, por ejemplo, acompañó tantas horas después que terminó convirtiéndose en la banda sonora catódica de varias generaciones. Así, los nombres de Perico Delgado y Miguel Indurain están irremediablemente vinculados a la memoria deportiva de España como época de esplendor.

A la sombra de esos éxitos, creció una generación de ciclistas, dando el salto alrededor del año 2000 y sumando 11 victorias en vueltas importantes, 22 presencias en el podio, 29 victorias en clásicos, cuatro campeonatos mundiales de ciclismo de ruta o un oro olímpico. . En Metiendo codos (La esfera de los libros), la periodista Laura Meseguer repasa las dos últimas décadas del ciclismo español. Lo hace a través de docenas de entrevistas con los protagonistas: Alberto Contador, Óscar Freire, Alejandro Valverde o Purito Rodríguez.

Meseguer crea una crónica escrita desde cerca, llena de información, amor por el deporte y respeto por los atletas. También es un reflejo del difícil camino hacia el ciclismo profesional, primero, y hacia la victoria, más tarde. De los diferentes caminos que se pueden seguir y de las consecuencias de las decisiones que se toman en la vida. El libro, que incluye un prólogo de Perico Delgado y un epílogo de Pedro Horrillo, también aborda el tema del dopaje, ofrece testimonios interesantes desde dentro del pelotón y una perspectiva diferente de cómo se sintieron algunos ciclistas cuando salieron a entrenar y reflexionaron sobre qué los aficionados pensarían en ellos y en su profesión.

READ  Espanyol - Valladolid: resumen, resultado y goles