La requisa de medicamentos para sedación y analgesia, para unidades de cuidados intensivos de la red de salud pública, genera controversia. La medida fue autorizada el 16 de agosto de 2020 por el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE) y permite la Ministerio de Salud Pública Realizar los trámites pertinentes para acceder a este medicamento, a través de la Dirección de Movilización del Ministerio de Defensa.

Ayer 20 de agosto de 2020, el Ministro de Salud, Marcador de posición de Juan Carlos Zeballos, reconoció que “es una vía violenta pero justa para quienes están con un paciente crítico”. Y explicó que la resolución responde a una especulación con medicamentos cómo fentanilo, midazolam, propofol, rocuronio y bromuro, por determinadas empresas farmacéuticas.

“Si me hacen una oferta siete veces, ocho veces superior a la que me ofrecieron hace dos meses, me llama la atención. Y no están cumpliendo para crear ese problema. los requisar significa que uno va al lugar donde ha ubicado el medicamentos y los toma para después, obviamente, realizar el pago correspondiente, algo que es razonable ”, dijo.

Militar de un grupo de artillería se retiró el pasado martes 3675 unidades de fentanilo y propofol de una empresa farmacéutica de la provincia de Azuay. En un comunicado, el Ejército informó que la medicina apoderado fue entregado en el almacén de Ministerio de Salud Pública Zona 6.

La medida suscita preocupación entre gerentes del hospitales privados. Este viernes 21 de agosto de 2020, el alcalde Cynthia viteri cuestionó la decisión, ya que dijo que pondría a quienes vayan a otro unidades médicas, como los hospitales de la Junta de Caridad y las clínicas privadas de Guayaquil. “Aquí no es solo la red de salud pública lo que existe”, dijo. Y explicó que la resolución aún no ha sido evaluada por el COE cantonal.

READ  México planea pedir a EE. UU. hasta $ 48 mil millones en proyectos solares

los demanda de medicación para sedación y analgesia aumentado con crisis de salud debido a covid-19, que ha excedido la capacidad del cuidados intensivos en el país. Hasta este viernes el Ministerio de Salud Pública registra 350 pacientes hospitalizados con pronóstico reservado. El país suma 106.481 casos del nuevo coranavirus, desde el 29 de febrero.