San Diego (Informe de fronteras) — Liz Magica fue una de los cientos de inmigrantes que, desde principios de año, han hecho fila temprano todos los días para sus citas de CBP en el cruce peatonal Pad West en el puerto de entrada de San Ysidro.

Una vez en el lado estadounidense de las instalaciones, comienzan sus casos de asilo con entrevistas y evaluaciones iniciales.

“Te ponen una vacuna de COVID y luego te hacen algunas preguntas”, dijo Mágica en español, quien fue entrevistada a principios de esta semana.

Pero de repente, le dijeron que se levantara, hiciera las maletas y regresara a México.

Liz Mágica dice que fue deportada a México después de una entrevista de asilo con oficiales de Aduanas y Protección de EE. UU. en el puerto de entrada de San Ysidro. (Exclusivo de George Nieto/Informe Fronterizo)

“Sin explicación”, dijo.

Mágica, que es del estado mexicano de Guerrero, se encuentra ahora en un refugio para refugiados en Tijuana, temerosa de regresar a casa.

“No puedo regresar, si regresamos nos matarán”, dijo.

Como él, muchos otros solicitantes de asilo están regresando a México luego de ser rechazados en la frontera.

Estas entrevistas son realizadas por oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU. quienes deciden si un inmigrante tiene un buen caso para el asilo.

Cuando se contactó, CBP no proporcionó datos sobre cuántos solicitantes de asilo han sido rechazados desde que comenzaron las citas en enero, a través de la aplicación CBP One.

En el albergue Agape en Tijuana, hay dos docenas de migrantes que han sido devueltos en la frontera después de la evaluación inicial de refugiados, según el director del albergue.

READ  Danna Paola vuelve loco a Instagram con fotos atrevidas; Estos son sus 12 mejores looks de 2020

Una de ellas es Carolina Mendoza.

“Tengo que seguir tratando de llegar a Estados Unidos”, dijo en español. “Algunos de mis hijos ya están al norte de la frontera y me necesitan”.

Mendoza también dijo que no le dieron una razón por la cual lo devolvieron.

Pero según Enrique Lucero, jefe de la oficina de asuntos migratorios de Tijuana, existe la posibilidad de que Mendoza ya estuviera en Estados Unidos.

Dijo que una de las razones por las que se rechaza a los inmigrantes es porque ya viven en los EE. UU. o ya han intentado ingresar. “Otra razón es que los inmigrantes se contradicen durante las entrevistas y sus historias no concuerdan con su papeleo”.

Lucero dijo que los inmigrantes deben entender que obtener asilo no es tan fácil.

“Tiene que ser un caso muy claro con evidencia que lo respalde, no puede ser simplemente, ‘Oh, vengo de un área donde los cárteles controlan todo o no puedo conseguir trabajo en ningún lado’. Debe haber un caso creíble donde hay una causa genuina de persecución.