El Ministerio de Sanidad adelanta la campaña de vacunación contra la COVID-19 y la gripe a finales de septiembre

El Ministerio de Sanidad ha anunciado que adelantará el inicio de la campaña de vacunación contra la COVID-19 y la gripe a la última semana de septiembre. Esta decisión ha sido tomada debido al aumento en los contagios de ambas enfermedades en las últimas semanas.

Una de las novedades de esta campaña de vacunación es la inclusión del personal de establecimientos sanitarios como parte de la población objetivo para la vacunación. Esto responde a la importancia de proteger a quienes están en contacto directo con pacientes y contribuyen al funcionamiento de los servicios de salud.

La vacuna contra la COVID-19 y la gripe se recomienda especialmente para personas mayores de 60 años, personas que residen en residencias de mayores, personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas, convivientes de personas inmunosuprimidas y personal esencial.

Para aquellos que ya hayan recibido todas las dosis anteriores, esta será el quinto pinchazo. La inmunización se realizará con dosis adaptadas a la variante Ómicron, que ha mostrado ser altamente contagiosa.

Aunque se ha constatado un ligero aumento en los contagios, las autoridades sanitarias aseguran que la situación se está estabilizando. No obstante, se recomienda no bajar la guardia y continuar aplicando las medidas preventivas necesarias.

Además de la vacunación contra la COVID-19 y la gripe, también se recomienda la vacunación de bebés contra el virus respiratorio sincitial con el medicamento Nirsevimab. Esta vacunación se llevará a cabo en el mes de octubre y su objetivo es evitar una explosión de casos de esta enfermedad respiratoria.

READ  La regla sencilla que debes poner en práctica para detectar el cáncer de piel: clave en la autoexploració

Con estas medidas, el Ministerio de Sanidad busca proteger a la población más vulnerable y prevenir la propagación de enfermedades respiratorias en los meses de otoño e invierno. Se insta a la ciudadanía a acudir a los centros de salud y seguiren las indicaciones de las autoridades sanitarias para recibir las vacunas correspondientes y mantenerse seguros.