Un estudio realizado en Suiza revela que la pandemia de la llamada ‘gripe española’ de 1918/1919 aumentó la probabilidad de que las mujeres dieran a luz a bebés con bajo peso o muertos, según informa un artículo en el sitio web ‘Over Karma’. El deterioro de la salud neonatal es un problema de salud pública en todo el mundo y los investigadores analizaron datos sobre madres y neonatos del Hospital Materno Infantil de Berna para llegar a sus conclusiones.

Entre 1880 y 1900 y entre 1914 y 1922, hubo una disminución general en la tasa de nacimientos prematuros y mortinatos. Sin embargo, durante los años 1918 y 1919, coincidiendo con la pandemia de gripe española, hubo un aumento significativo en la incidencia de bajo peso al nacer. Las madres expuestas a la pandemia durante el embarazo tenían un mayor riesgo de mortinato.

Los factores que influyen en la salud neonatal son multifactoriales, pero los patrones observados tanto en la pandemia de 1918 como en la actual pandemia de COVID-19 muestran un aumento en los casos de mortinatos y bajo peso al nacer. Esto sugiere que las pandemias tienen un impacto negativo en los resultados del embarazo.

El estudio destaca la importancia de prepararse mejor para futuras pandemias con el fin de mitigar sus efectos en la salud materna y neonatal. Es fundamental contar con medidas de prevención y atención médica adecuadas para garantizar que las madres y los bebés estén protegidos durante estas crisis sanitarias.

Este estudio en Suiza añade evidencia a la creciente preocupación sobre el impacto de las pandemias en la salud materna y neonatal. Es urgente tomar medidas concretas para proteger a las madres embarazadas y garantizar que reciban el cuidado y la atención adecuados para prevenir riesgos innecesarios durante estas situaciones de crisis sanitaria.

READ  Aumento de casos de gripe y bronquiolitis, sin alarmas según RTVE

Estos hallazgos subrayan la importancia de invertir en investigación y preparación para enfrentar futuras pandemias. Es necesario que los gobiernos y las autoridades de salud realicen esfuerzos conjuntos para proteger la salud de las madres y los bebés en todo el mundo. Además, se debe priorizar la educación y el acceso a la información sobre salud reproductiva y embarazo durante estas situaciones de crisis.

En resumen, el estudio suizo revela que la pandemia de la gripe española de 1918/1919 aumentó la probabilidad de dar a luz a bebés con bajo peso o muertos. Estos hallazgos resaltan la necesidad de una mejor preparación y atención médica durante las pandemias para proteger la salud materna y neonatal. Es fundamental tomar medidas concretas para garantizar que las madres embarazadas reciban el cuidado adecuado y se reduzcan los riesgos innecesarios durante estas situaciones de crisis sanitaria.