MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Las campañas de vacunación contra la poliomielitis se han reanudado en Afganistán y Pakistán tras las interrupciones derivadas de la pandemia de coronavirus, que, como ha recordado el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), dejó a unos 50 millones de niños sin la protección esperada en los dos únicos países del mundo donde esta enfermedad. sigue siendo endémica.

Una primera fase se inició en julio en tres provincias de Afganistán, donde se llevará a cabo una segunda campaña en agosto que se extenderá a casi la mitad del país. Por su parte, en Pakistán se llegó a unos 780.000 niños a finales de julio mediante una ronda inicial, un paso previo a una fase nacional también este mes.

Las campañas se interrumpieron en los dos países en marzo, lo que provocó un repunte de los casos: se han reportado 34 en Afganistán y 63 en Pakistán, algunos de ellos en áreas que ya se consideraban libres de esta enfermedad especialmente peligrosa. menores de cinco años.

El director de UNICEF para el Sur de Asia, Jean Gough, recordó que “estas vacunas salvan vidas y son fundamentales para que los niños no sufran otra emergencia sanitaria”. “Como ha visto el mundo, los virus no conocen fronteras y ningún niño estará a salvo de la polio hasta que todos estén a salvo”, advirtió en un comunicado.

Para esta nueva etapa, se han establecido nuevas pautas y se han habilitado equipos de protección para los trabajadores de la salud en primera línea, con el objetivo de garantizar que la vacunación sea segura y prevenir la propagación del nuevo coronavirus.

READ  Crisis se profundiza en reunión de emergencia en Montenegro

“Aunque hemos experimentado nuevos desafíos y reveses en la lucha contra la poliomielitis debido al COVID-19, está enteramente en nuestro poder volver a encarrilar la erradicación de esta enfermedad infecciosa”, enfatizó Gough.