Cuando accedes a un sitio web como el nuestro, lees los contenidos o buscas una sección concreta lo haces gracias al hosting o alojamiento web. Te explicamos cómo funciona tan esencial parte de un sitio en Internet.

¿En qué consiste el alojamiento web?

El hosting es el espacio que quien gestiona un sitio web contrata para almacenar los datos. Lo más frecuente es que de esta labor se encargue una empresa que pone a disposición de sus usuarios un servidor dedicado en la nube. Su utilización provoca que un sitio cargue en menos de tres segundos y que cualquier tipo de intercambio de datos quede totalmente cifrado gracias al uso de medidas de seguridad como el sello SSL. Además, una buena compañía de servicios se encarga de proponer planes a medida de cada cliente. En la etapa inicial de una web no es habitual que necesite demasiado espacio, lo que implica que puede acogerse a un plan de menor capacidad. A medida que va creciendo, será necesario el cambio a otras opciones de mayor eficacia. Contar con un gestor que realice las mediciones de velocidad y el posicionamiento del sitio en los buscadores ayuda a elegir la mejor alternativa en cada momento.

Al mismo tiempo, una buena empresa se encargará de revisar las posibles incidencias con el hosting que suelen estar relacionadas con los ciberdelitos. De ahí que disponer de un escudo frente a los ataques tipo DDoS sea una excelente medida que provoca que sea mucho más sencillo mantener un sitio web operativo sin temor alguno a posibles incidencias.

Autoridad, posicionamiento y fiabilidad

El buen alojamiento web también es flexible y se va adaptando a las diversas exigencias de los usuarios y de los buscadores. De hecho, amenazas como el scam se revisan continuamente y podrían suponer una grave sanción para los que cometan el error de contar con un alojamiento sin protección específica. Si bien todo lo anterior parece estar en un segundo plano para ti como usuario final, piensa en lo que te hemos comentado y concluirás que el alojamiento es como el motor que necesita una web para funcionar con normalidad.

READ  La Casa de la Ciencia del CSIC en Valencia exhibe FOTCIENCIA19 con las mejores imágenes científicas de 2022

Respecto a la autoridad y al posicionamiento, es esencial la creación de un espacio ideal que provoque quien visita una web se sienta a gusto, sepa dónde está todo y pueda confiar en la calidad de sus contenidos. La inclusión de enlaces desde otras páginas con cierto prestigio ayuda a ir mejorando el posicionamiento y a convertirlo en la clave de cada nueva etapa que se quiera emprender. En definitiva, sin alojamiento no habría manera alguna de que una persona pudiera acceder a una web. Elegir bien la empresa que ofrezca el servicio, seleccionar el plan más adecuado y contar con el apoyo de un profesional que guíe al usuario durante todo el proceso son medidas a tener muy en cuenta por toda persona que desee abrir una web y probar suerte en el siempre agitado mundo virtual con una nueva propuesta.