Con el Atlético tercero en la tabla, después de sumar 10 puntos de los 12 posibles, y el objetivo de asegurar un lugar en la Liga de Campeones enderezado, el nuevo fútbol está consumando una vieja aspiración de Diego Pablo Simeone. Se resume en una de sus frases de cabecera: “Los minutos que juegas no importan, sino la calidad de ellos”.

El requisito del calendario y los cinco cambios han dado como resultado el Atlético más socializado de la era Simeone en la distribución de minutos. Solo Oblak ha jugado los cuatro juegos y solo Savic, Giménez y Lodi, de los nueve jugadores de campo que han entrado en la alineación inicial tres veces, han jugado los juegos en su totalidad. Más allá de los residuos Adam y Saponjic (inéditos en minutos), la gran mayoría del equipo ha disfrutado de al menos dos títulos. Correa, Morata, Lemar y Manu son los únicos que solo han jugado al principio una vez. Vitolo, para salir de una lesión, tampoco ha disfrutado de la propiedad.

Cholo es parte del grupo de entrenadores con un mayor promedio de cambios en los once (6) de un día para otro. Desde el primer encuentro en San Mamés (1-1) hasta El Sadar (0-5), varió a cuatro jugadores. Desde el triunfo de Osunda hasta la victoria contra Valladolid (1-0), introdujo siete nuevas características, lo mismo que contra Levante (0-1). Hasta la fecha, solo Asier Garitano (Alavés), Javier Aguirre (Leganés) y Sergio (Valladolid) dan el mismo promedio que el entrenador del Atlético en las rotaciones.

“El equipo es el que logrará el propósito y terminará teniendo la fuerza para alcanzar la meta establecida por el club”, se aventuró Simeone después de la rotunda victoria en Pamplona. Aunque fue el único juego en el que no usó los cinco cambios, este fue un impulso definitivo a su idea de distribuir esfuerzos más que nunca. La victoria se cerró entre Llorente, Carrasco y Morata, quienes ingresaron a la segunda mitad.

READ  La estrella de los Raiders, Josh Jacobs, emocional por el intercambio de Darren Waller, 'S ***'s Sad FR'

Algo novedoso

El aumento de tres a cinco sustituciones ha sido tan bien recibido por Simeone que incluso un pragmático irreducible como él se ha referido a la medida en términos del espectáculo. “Las personas que disfrutan del juego necesitan ver más opciones y posibilidades. Hay personas que por tres cambios no pueden ingresar al campo y con esta opción estamos descubriendo algo nuevo. La gente verá si es conveniente o no, creo que hay más gente nueva para el espectáculo “, dijo en la vista previa del partido contra el Levante. Al final del partido jugado en el estadio La Nucía, se confirmó:” Cuando hay tres cambios, es más complejo y hay muchos partidos de fútbol. jugadores enojados por no jugar. Hoy, con cinco, pueden competir y esto habla del buen equipo formado. Esperemos lograr el objetivo como club y como equipo “.

Ni el Atlético ni sus futbolistas son ajenos a las malas caras con las sustituciones o los debates sugeridos por las alineaciones de Simeone. Por el momento, el nuevo fútbol ha borrado el cartel de los insustituibles Koke y Saúl, a quienes el entrenador ha mantenido a las once en muchas ocasiones cuando su estado físico no era consistente con esa condición intocable.

Simeone ha transformado las alineaciones de un duelo a otro como nunca antes en medio de una fuerte presión por el sexto lugar con el que el Atlético apareció en la reanudación del campeonato. Si antes del descanso la delicada situación económica en la que el club entraría sin participar en la Liga de Campeones ya había permeado al entrenador y al vestuario, el daño a los cofres generado por el covid-19 multiplicó la responsabilidad. El entrenador ha arriesgado esta política de rotación, que también le ha permitido ser más ambicioso y desarrollar alta presión con más frecuencia de lo habitual. El Atlético se ha mostrado como uno de los equipos más fuertes físicamente. Después de las alarmas que se iniciaron en el liderazgo por el empate en Bilbao, ese paso adelante dado en Pamplona le permitió cancelar los despliegues dinámicos de Osasuna, dominar Valladolid y cancelar el poder de Levante en casa.

READ  Canadá CanMNT CMNT Ike Ugbo Genk Inglaterra Chelsea Nigeria