IMPRESIÓN DEL ARTISTA: Se dará prioridad a los peatones. CRÉDITO: Ayuntamineto de Alicante

Un plan de 2,3 millones de euros para reducir la huella de carbono en Alicante en la Costa Blanca de España y crear una “ciudad más amigable” está en marcha.

El Ayuntamiento ha adjudicado la segunda fase de la reurbanización de la Avenida Padre Espla al Grupo Bertolín S.A.U, que se espera que tarde ocho meses en completar las obras “y servirá como referencia para futuros proyectos de reurbanización” en Alicante.

La remodelación se llevará a cabo desde la calle Ingeniero Canales hasta el parque de la periodista Clara Forner.

El concejal de planificación urbana, Adrián Santos, dijo: “Este proyecto nos permitirá cambiar el modelo urbano de esta ciudad, incorporando un carril para bicicletas en la mediana central, dando prioridad a los peatones sobre el tráfico rodado. Será una acción que ampliará las aceras y generará nuevos espacios para las personas, y dos grandes espacios públicos.

“El objetivo es mejorar las condiciones de vida de los residentes de la zona, un tema que ha tenido una gran demanda durante años, mientras se lleva a cabo una acción de vanguardia y referencia para la ciudad de Alicante en términos de uso peatonal de espacios públicos . “

Santos agregó que se plantarán muchos árboles, “para hacer que esta arteria principal del distrito de Pla sea más agradable y reducir la huella de carbono en un momento en que la sostenibilidad es una prioridad para todos”.

En resumen, enfatizó “pretendemos desarrollar un modelo de ciudad más amigable, donde los ciudadanos puedan disfrutar de una mejor habitabilidad de los espacios públicos, mejorando la interacción social”.

READ  FIFPRO Sudamerica realiza exitoso congreso