Fotos de noticias

Harare – El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi (Filipe Nyusi) afirmó que la situación terrorista del país.

Después de que la Agencia de Cooperación Política, Defensa y Seguridad de la Comunidad de Desarrollo de África Austral se reuniera en Mozambique el lunes, el presidente Manangewa dijo que los líderes de la región han sido informados de la situación de seguridad y aseguraron que la situación está mejorando.

El presidente Nyusi recibió al presidente de Botswana, Mokgweetsi Masisi (presidente del órgano), al presidente Mnangagwa (actual presidente del órgano) y al presidente Cyril Ramaphosa de Sudáfrica (el próximo presidente del órgano), y al presidente de Tanzania, John Magufuli, vicepresidente. Samia Suluhu representó a la reunión.

Después de la reunión, el presidente Manangueva dijo en un discurso a los periodistas: “Decidimos participar en la reunión de Maputo. Este es un seguimiento de la reunión … Le pedimos a Mozambique que nos proporcione un informe completo sobre los combates en Cabo Delgado. Tuvimos una reunión en Gaborone (Botswana) el mes pasado, pero el presidente Nyusi no vino porque tenía otras promesas, luego nos invitó a informarnos, por eso estamos aquí.

En cuanto a la situación de seguridad, el presidente Ningxi nos dijo que la situación ha mejorado, pero la gente de Cabo Delgado necesita ayuda humanitaria. El presidente Nyusi también nos dijo que Reino Unido, Estados Unidos, Portugal e Irlanda están en contacto con Mozambique para brindar apoyo en la lucha contra los terroristas. , La discusión aún está en curso “.

Dijo que la Comunidad de Desarrollo de África Meridional se ha establecido y que los países occidentales pueden proporcionar asistencia humanitaria porque la situación de seguridad sigue siendo un asunto de la Unión Europea.

READ  Aumentará la integridad y la soberanía de la India

Según algunas estimaciones, desde 2017, la rebelión liderada por ASWJ vinculada al Estado Islámico se ha cobrado más de 3.000 vidas y ha desplazado a casi 400.000 personas.

La reunión del lunes sobre cuestiones de órganos también discutió la asistencia humanitaria a las personas afectadas por el conflicto, la cooperación económica y la pandemia de COVID-19.