Connect with us

Internacional

Los indios lideran la adquisición de la ciudadanía australiana en 2019-20: informe

Published

on

De más de 2,00,000 personas que se convirtieron en ciudadanos australianos en 2019-20, 38,209 eran indios

Melbourne

Más de 38,000 indios se convirtieron en ciudadanos australianos en 2019-2020, un aumento del 60 por ciento respecto al año anterior y la comunidad internacional más grande a la que se le otorgó la ciudadanía del país.

De las más de 2,000,000 personas que se convirtieron en ciudadanos australianos en 2019-2020, 38,209 eran indios, el número más alto registrado, seguidos por 25,011 británicos, 14,764 chinos y 8821 pakistaníes.

El Ministro interino de Australia para Inmigración, Ciudadanía, Servicios para Migrantes y Asuntos Multiculturales, Alan Tudge, dijo que la ciudadanía era una parte importante del éxito de Australia como una nación multicultural y socialmente cohesionada.

“Convertirse en ciudadano australiano significa más que vivir y trabajar aquí: es una promesa de lealtad a nuestra nación, nuestra gente y nuestros valores. Cuando alguien se convierte en ciudadano, se compromete a defender los derechos, libertades, leyes y valores democráticos de Australia “Representa la voluntad de integrarse en nuestra exitosa nación multicultural”, dijo Tudge.

“Ser ciudadano australiano es un privilegio inmenso, que conlleva derechos y responsabilidades. Felicito a todos los que han dado este importante paso”, dijo en un comunicado.

En la actual crisis de salud de COVID-19, el gobierno australiano inició ceremonias en línea en las que se confirió la ciudadanía a más de 60,000 personas.

El Departamento del Interior está reanudando las entrevistas y pruebas de ciudadanía de acuerdo con los consejos de salud de COVID-19, mientras que un pequeño número de citas para pruebas y entrevistas han comenzado en Perth y Sydney.

READ  Se registran dos fuertes terremotos, de magnitud 6,8 ​​y 6,9, en Sumatra, Indonesia

Según el censo de 2016 de la Oficina Australiana de Estadísticas, 619,164 personas en Australia declararon que eran de ascendencia india. Esto comprende el 2.8 por ciento de la población australiana. Entre ellos, 592,000 nacieron en India.

(Excepto el titular, esta historia no ha sido editada por el personal de NDTV y se publica desde un canal sindicado).

Escribir e informar, desde y sobre el mayor número de culturas y países. Especialidades: Noticias internacionales, Asuntos humanitarios y de desarrollo, Política y cultura española, y Periodismo narrativo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Donald Trump afirmó que está “trabajando” con los armenios para resolver el conflicto en Nagorno Karabaj.

Published

on

El secretario de Estado Mike Pompeo, el asesor principal de la Casa Blanca Jared Kushner y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el Salón Oval de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 23 de octubre de 2020. REUTERS / Carlos Barria

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este viernes que ver progreso en las negociaciones sobre el conflicto de Nagorno-Karabaj entre las fuerzas locales apoyadas por Armenia y Azerbaiyán, y que es dispuesto a ayudar a los armenios.

“Estamos trabajando con Armenia. Tenemos una muy buena relación con Armenia. Hay gente muy buena ahí, muy entregada, es gente increíble y veremos qué pasa. Creo que se están haciendo muy buenos progresos. Tenemos mucha gente viviendo en este país que es de origen armenio. Y los vamos a ayudarTrump le dijo a un grupo de corresponsales en el Salón Oval de la Casa Blanca.

Cuando se le preguntó si había hablado con líderes armenios o azeríes, Trump respondió: “No quiero decirlo, pero se está avanzando muy bien ”.

La administración Trump se unió con cautela a los esfuerzos internacionales para detener la lucha entre Azerbaiyán y los armenios de Nagorno-Karabaj, respaldados por Armenia, que se encuentran en su peor conflicto en más de 25 años.

El secretario de estado Mike Pompeo se reunió por separado este viernes en Washington con los cancilleres de ambos países en un intento de promover un alto el fuego en las hostilidades en la región en disputa de Nagorno Karabaj.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, con el ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov, en el Departamento de Estado en Washington el 23 de octubre de 2020 (REUTERS / Hannah McKay).
El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, con el ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov, en el Departamento de Estado en Washington el 23 de octubre de 2020 (REUTERS / Hannah McKay).
El ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Zohrab Mnatsakanyan, con Mike Pompeo en el Departamento de Estado en Washington el 23 de octubre de 2020. REUTERS / Hannah McKay / Pool
El ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Zohrab Mnatsakanyan, con Mike Pompeo en el Departamento de Estado en Washington el 23 de octubre de 2020. REUTERS / Hannah McKay / Pool
READ  Huawei: por qué el Reino Unido podría colgar en 5G y proveedor de kit de banda ancha

No hubo comentarios inmediatos de ninguna de las partes sobre las reuniones, que siguieron a los intentos fallidos de Rusia de negociar una tregua y la intervención de Estados Unidos para promover el fin de la lucha. Los funcionarios estadounidenses, incluido el número 2 de la diplomacia estadounidense Stephen Biegun, han preguntado a los países que vuelvan a dialogar sobre el territorio.

Mientras tanto, se produjeron intensos combates en Nagorno Karabaj, incluso cuando se estaban llevando a cabo conversaciones en Washington. Las dos partes intercambiaron acusaciones sobre el bombardeo de áreas residenciales, y la Las autoridades de Nagorno Karabaj dijeron que la ciudad de Martakert y varias aldeas de la región de Martuni habían sido alcanzadas por cohetes azeríes.

El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán negó el reclamo y acusó a las fuerzas armenias de atacar las regiones de Terter, Agdam y Agjabedi de Azerbaiyán durante la noche.

Un helicóptero militar azerí vuela cerca de la ciudad de Terter (Azerbaiyán) durante los combates en la región de Nagorno-Karabaj el 23 de octubre de 2020. REUTERS / Umit Bektas
Un helicóptero militar azerí vuela cerca de la ciudad de Terter (Azerbaiyán) durante los combates en la región de Nagorno-Karabaj el 23 de octubre de 2020. REUTERS / Umit Bektas

Nagorno Karabaj se encuentra dentro de las fronteras de Azerbaiyán, pero ha estado bajo el control de fuerzas étnicas armenias respaldadas por Armenia desde que terminó la guerra en ese país en 1994, cuando estas fuerzas crearon la República de Artsaj, reconocida solo por Ereván. La lucha que comenzó el 27 de septiembre marca la peor escalada del conflicto desde el final de la guerra.

Según funcionarios de Nagorno Karabaj, 927 de sus soldados han muerto y también han muerto más de 30 civiles. Azerbaiyán no ha revelado sus pérdidas militares, pero dice que 63 civiles han muerto y 292 heridos. Armenia no participa oficialmente en los combates.

READ  El cohete chino Marte Tianwen-1 se aleja de la Tierra

Azerbaiyán ha acusado a Armenia de atacar sus ciudades y pueblos con artillería y misiles, lo que las autoridades armenias han negado.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el jueves que la información de Moscú indicaba que el número total de muertos en las casi cuatro semanas de enfrentamientos se acercaba a los 5.000, una cifra significativamente más alta que la informada oficialmente por las partes en conflicto.

Turquía ha apoyado a Azerbaiyán y ha prometido apoyar a su antiguo aliado “en el campo de batalla o en la mesa de negociaciones”. Ha entrenado al ejército azerí y le ha proporcionado drones de ataque, algo que también ha hecho Israel, y sistemas de cohetes de largo alcance.

Con información AP

Sigue leyendo:

Donald Trump anunció que Israel y Sudán acordaron normalizar sus relaciones diplomáticas

Putin aseguró que los muertos en Nagorno Karabaj llegan a los 5.000 y acusó a Azerbaiyán de hacer una limpieza étnica con el pueblo armenio.

Continue Reading

Internacional

Trump y Biden finalmente debaten; nada cambia

Published

on

Washington.— Las encuestas son terribles para Donald Trump, el derramamiento de sangre de los votantes es alarmante, y tal vez por eso el presidente de Estados Unidos decidió cambiar de estrategia en el segundo y último cara a cara ante su rival Joe Biden. De forma indirecta reconoció que ya está desesperado, en busca de un salvavidas que aún le dé un aire para apostar por una reelección que parece lejana.

El cambio de juego fue significativo. Donde hace tres semanas hubo caos, este jueves hubo debate. Donde hace tres semanas hubo descontrol, este jueves hubo moderación.

Ambos llegaron preparados para la contienda, última oportunidad para mover al menos el 6% del electorado que todavía dice estar genuinamente indeciso con su voto. Era la última oportunidad real de contrarrestar a su rival, de presentarse en oposición directa a su oponente. Trump, dañado desde el primer momento por su carácter agresivo, parecía otro, por momentos educado y comprensivo.

Gran parte del éxito de la noche, la vuelta a la normalidad de un debate tradicional y sin alboroto ni escándalos, se debió al buen hacer de la moderadora, Kristen Welker.

También leer: ¿Por qué el colegio electoral te permite llegar a la Casa Blanca sin mayoría de votos?

La segunda mujer negra de la historia en moderar un enfrentamiento electoral incluso recibió felicitaciones de Trump al finalizar el concurso. La amenaza de silenciar los micrófonos también ayudó mucho: cesaron las interrupciones excesivas y el diálogo fue fluido.

La normalidad de la velada sirvió entonces simplemente para mostrar que Donald Trump y Joe Biden solo comparten que son hombres blancos septuagenarios. Su visión del país es radicalmente opuesta, ya bien conocida por el electorado y la opinión pública, lo que sugiere que el debate, sin mayores escándalos ni errores ni desafinados o frases memorables, tendrá un efecto mínimo.

READ  Los casos de coronavirus aumentan en Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos después del levantamiento de los toques de queda

Sobre todo cuando, a falta de 11 días de campaña, ya han votado más de 48,5 millones de estadounidenses, superando el número de votaciones anticipadas de todo 2016. Parece que los votantes tienen claro lo que van a hacer y un debate de este tipo. , en una sociedad tan mediada, no afectará demasiado.

Sí hubo novedades en los temas. Por primera vez se habló de migración, en parte gracias a que el día anterior se supo que el Estados Unidos Aún no ha logrado reunir a 545 niños con sus padres, luego de ser separados en la frontera dentro de las políticas implementadas por la administración Trump para desalentar la llegada de migrantes. Biden, abiertamente, acusó al presidente de haber liderado una acción “criminal”, dejando a decenas de niños abandonados, solos, “sin ningún lugar adonde ir”. Trump dio marcha atrás, asegurando que los está cuidando bien y que su administración está “esforzándose” por resolver ese problema.

También leer: Por qué puede ser tan difícil votar en las próximas elecciones estadounidenses

La estrategia de Trump, como en casi todo, es culpar a los anteriores de todos los males, y también sucedió en inmigración, criticando las acciones de la administración Obama al respecto. Su retórica habitual lo traicionó, cuando escapó de que solo los inmigrantes indocumentados con “bajo coeficiente intelectual” son los que se presentan en los tribunales de inmigración para dar seguimiento a sus casos.

Biden, por su parte, lanzó sus dos grandes propuestas al respecto: su prioridad de entregar al Congreso una propuesta sobre el camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que se estima se encuentran en Estados Unidos, y la certificación del programa. SI, que da un respiro de la deportación a decenas de miles de jóvenes, es permanente.

READ  Hong Kong: 600,000 votos en la oposición primaria a pesar de los temores de una nueva ley de seguridad

Tanto Trump como Biden demostraron que llegaron preparados al evento. Ambos tenían sus cuchillos afilados, esperando los mejores momentos para intentar lanzarse. El presidente optó por insistir en el historial de su rival como un político que no hizo nada en décadas de servicio público, y trató de dar un golpe barato al tratar de dar protagonismo a una acusación de corrupción ucraniana que los medios conservadores están tratando de hacer visible. , en el que participa uno de los hijos del exvicepresidente, Hunter Biden.

El demócrata, por su parte, se lanzó contra su negativa a hacer públicas sus declaraciones de impuestos, insinuando corrupción o conflictos de interés; lo acusó de “echar gasolina a todos los fuegos racistas”; y reveló la mala gestión del gobierno de Estados Unidos frente a la pandemia de COVID-19.

También leer: El FBI advierte que Irán y Rusia están tratando de interferir en las elecciones estadounidenses

“Alguien que es responsable de tantas muertes no debería seguir siendo presidente de Estados Unidos”, dijo Biden, quien advirtió sobre un “invierno oscuro” debido a la falta de plan de la actual administración. “Asumo toda la responsabilidad. Pero no es mi culpa ”, respondió Trump, acusando a China de todos los males de la pandemia.

Al final nadie resultó herido. Biden supo aguantar mejor al tipo y dar en el clavo en momentos cruciales, pero tampoco terminó rematando a un rival que, arraigado en su discurso habitual – y siendo el terror de los encargados de verificar datos y falsedades – se defendió en su nueva versión moderada. Nada cambiará debido a este debate.

READ  Se registran dos fuertes terremotos, de magnitud 6,8 ​​y 6,9, en Sumatra, Indonesia

Continue Reading

Internacional

Trump y Biden debatieron por última vez sin alusiones directas a la comunidad latina

Published

on

Foto del último debate presidencial. Reuters

El presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden se enfrentaron por última vez antes de las elecciones del 3 de noviembre. Si bien ya han votado 45 millones de estadounidenses, se espera que decenas de millones más se acerquen a las urnas en los próximos días.

Intentando convencer a los que aún no han votado, los candidatos se dirigieron a la nación y cruzaron acusaciones durante 90 minutos. Lo hicieron de una manera considerablemente más ordenada de lo que se vio en el primer debate. Fue en parte gracias al hecho de que durante los argumentos de apertura en cada segmento se cerraron los micrófonos de quien no estaba hablando, pero en mayor medida por una actitud diferente de los candidatos.

Sin máscaras en el escenario, pero separados por varios metros, el demócrata y el republicano hablaron de corrupción, liderazgo, política exterior y economía. Una vez más, no hicieron mención especial a la comunidad latina a pesar de que se espera que 32 millones de hispanos voten en los Estados Unidos en este ciclo electoral.

La minoría más grande del país, que podría cambiar el curso de las elecciones, si recibieran un mensaje específico de cada uno antes de la transmisión, transmitido por la cadena en español Telemundo.

Pero en el evento principal las referencias a la comunidad se realizaron de forma tangencial cuando se tocaron temas que la afectan directamente, como la inmigración.

Cuando se le preguntó acerca de los más de 500 niños bajo custodia del gobierno de EE. UU. Que cruzaron la frontera y que no se reunirán con sus padres, el El presidente Trump respondió que “los niños fueron traídos por los coyotes. Hoy tenemos las fronteras más seguras de la historia (…) construyeron jaulas para los niños, estamos tratando de encontrar a los padres, pero muchos de ellos vinieron con coyotes, los trajeron los carteles de la droga ”.

READ  Niño llora de frustración frente a la pantalla en clase virtual - Noticieros Televisa
Morry Gash / Pool a través de REUTERS
Morry Gash / Pool a través de REUTERS

“Los niños vinieron con sus padres”, respondió Joe Biden. El moderador le preguntó a Biden cómo la gente podía confiar en su política migratoria cuando, durante sus años como vicepresidente, no se logró la reforma migratoria y hubo un número récord de deportaciones. “Nos tomó mucho tiempo hacerlo bien. Prometo que en los primeros 100 días de mi administración encontraré un camino hacia la ciudadanía para 11 millones de indocumentados. Todos los soñadores tendrán la certeza de que podrán quedarse (…) se lo debemos”, Dijo, marcando una diferencia con lo que se hizo en la administración de Barack Obama. y agregó que “este es el primer presidente de la historia que pide a los solicitantes de asilo que lo esperen en otro país”.

Cuando el moderador preguntó sobre los problemas raciales en el país, con especial énfasis en la comunidad afroamericana, se generó la única alusión directa a la comunidad hispana en el debate.

“Pasé la reforma del sistema penal –Obama y Joe ni siquiera lo intentaron-, la reforma del sistema penitenciario y las zonas de oportunidad, Implica enormes inversiones y los principales beneficiarios son afroamericanos y latinos.”, Expresó Trump.

Biden, por su parte, se centró en hablar sobre las injusticias raciales, afirmando que como hombre blanco nunca temió que sus hijos se enfrentaran a las autoridades. mientras que las familias de color tienen que tomar otras precauciones como resultado del “racismo sistémico”. “El país tiene problemas, pero hemos ido constantemente hacia la inclusión, excepto este presidente”, argumentó el favorito en las encuestas.

READ  Huawei: por qué el Reino Unido podría colgar en 5G y proveedor de kit de banda ancha
Foto: Chip Somodevilla / vía REUTERS
Foto: Chip Somodevilla / vía REUTERS

Aunque no hubo menciones de América Latina, el debate sí habló de política exterior. En varias ocasiones hubo alusiones a China, Rusia, Ucrania e Irán.

“Cualquier país que intente intervenir en las elecciones pagará un precio. Sabemos que Rusia se involucró, China se involucró e Irán está involucrado (…) El punto es que estamos en una situación en la que tenemos otros países tratando de interferir en nuestras elecciones. (…) Todo para que yo no sea elegido presidente, porque ellos me conocen y yo los conozco. No entiendo por qué este presidente no se pone frente a Putin ”, afirmó Biden.

“Joe recibió 3,5 millones de dólares de Rusia, de Putin, porque es un buen amigo del alcalde de Moscú (…) Pero tanto Rusia como China quieren que pierda. Porque nadie ha sido más duro que yo con Rusia (…) Con todos los correos electrónicos que hemos sabido sobre el dinero que usted y su familia estaban recibiendo de Rusia. Nos merecemos una respuesta ”, respondió Trump.

Lógicamente, buena parte del debate estuvo dedicado a la pandemia de coronavirus.

“Se esperaba que murieran 2,2 millones (…) tenemos una vacuna que estará lista en las próximas semanas. Los militares lo van a distribuir (…) les puedo decir por experiencia personal que yo tenía el virus, me dieron un tratamiento que algunos llaman cura y en unos días estaba bien ”, dijo Trump. dando por sentado que la vacuna estará lista este año a pesar de que ningún laboratorio lo ha confirmado todavía.

“220.000 estadounidenses muertos. El responsable de tantas muertes no merece ser presidente (…) La expectativa es que tengamos otras 200.000 muertes. El presidente aún no tiene un plan. Me voy a asegurar que todos usen máscara, que haya pruebas rápidas, que las escuelas abran de forma segura (…) Me voy a encargar de esto, me voy a asegurar que esto desaparezca—Dijo Biden.

READ  Hong Kong: 600,000 votos en la oposición primaria a pesar de los temores de una nueva ley de seguridad

Cada candidato disponía de un minuto para cerrar el debate. Biden se concentró en que cada persona debe tener dignidad y que la ciencia debe ser escuchada. Trump habló sobre la economía y prometió volver a una economía próspera como antes del coronavirus. El moderador cerró la noche con una llamada a votación.

Más sobre este tema:

Biden y Trump presentaron puntos de vista opuestos para Estados Unidos en el último debate presidencial

Continue Reading

Trending