La fábrica de Ford en Almussafes se enfrenta a tiempos difíciles con la electrificación del automóvil poniendo en peligro su futuro. La planta ha reducido significativamente su producción, lo que pone en riesgo miles de empleos. Sin embargo, el presidente mundial de Ford ha anunciado la adjudicación de un nuevo modelo 100% nuevo a la fábrica de Almussafes, lo que podría salvarla del cierre.

El nuevo modelo será un vehículo híbrido multienergía, adaptándose a la tendencia de la industria automotriz europea y asegurando las ventas ante la baja demanda de coches eléctricos. Se espera que sea un SUV, una categoría muy demandada en el mercado actual.

Esta decisión llega en un momento crucial para la planta de Ford en Almussafes, que se enfrentaba a la posibilidad de cierre debido al retraso en la producción de vehículos eléctricos. La opción de vehículos multienergía parece ser la solución para mantener la relevancia de la fábrica en el mercado actual y asegurar la continuidad de miles de puestos de trabajo.

La noticia ha sido recibida con alivio por los trabajadores de la planta y por la comunidad local, que depende en gran medida de la fábrica de Ford para su sustento. Con esta nueva oportunidad, la planta de Almussafes podrá adaptarse a los cambios en la industria automotriz y seguir siendo un pilar económico en la región.

READ  Over Karma propone invertir más de 70 millones para generar hidrógeno en El Musel - El Comercio: Diario de Asturias