Las solicitudes de asilo en la Unión Europea (UE) han alcanzado niveles récord en el primer semestre de 2023, superando la cifra más alta registrada durante la crisis de refugiados de los años 2015 y 2016.

Entre enero y junio de este año, se presentaron un total de 519.414 solicitudes de asilo en la UE, un incremento del 28% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Estos datos evidencian el creciente número de personas que buscan protección y refugio en Europa.

Sin embargo, no todos los países miembros de la UE muestran disposición a acoger a refugiados. Hungría y Polonia se oponen rotundamente a la distribución pactada por los 27 países de la UE, generando tensiones y divisiones en la coalición.

Durante el segundo semestre de 2022, se presentaron 559.465 solicitudes de asilo, una cifra similar a la crisis de refugiados ocurrida hace siete años, lo que evidencia una tendencia al alza en el número de personas que buscan protección en Europa.

Con el objetivo de abordar esta situación, los 27 países de la UE están trabajando en la aprobación de un Pacto de Migración y Asilo, el cual busca establecer un sistema de reparto de refugiados en caso de alguna crisis. Sin embargo, existe controversia en cuanto a cómo se llevará a cabo dicho reparto. Algunos países proponen el pago de 20.000 euros por rechazar a un solicitante de asilo, mientras que otros defienden la implementación de cuotas de reparto obligatorio.

El aumento en las llegadas de migrantes ha llevado a que en la UE haya posiciones más duras contra la migración. El Gobierno ultraderechista de Hungría, por ejemplo, se jacta de haber “detenido” a ocho millones de migrantes que intentaban llegar a Europa.

READ  Argentina aprueba un impuesto sobre el patrimonio para combatir los efectos del coronavirus

En respuesta a esta situación, Bélgica ha suspendido temporalmente la acogida de hombres solteros, como medida para evitar el colapso del sistema y priorizar la atención a mujeres y niños.

En cuanto a los países de la UE con mayor número de solicitudes de asilo, se encuentran Alemania, España y Francia. Estos países han recibido una gran cantidad de solicitantes de asilo, principalmente de origen sirio, seguidos de venezolanos y colombianos.

A finales de junio de 2023, había un total de 682.000 solicitudes de asilo en espera, una cifra solo superada tras la crisis de refugiados de hace algunos años. Esto demuestra la urgencia de encontrar soluciones efectivas y coordinadas para el manejo de esta situación en la UE.