La Asociación de Medios de Información (AMI) ha presentado una demanda contra Meta en representación de 83 medios de información españoles. La demanda se basa en el incumplimiento sistemático y masivo de la normativa europea de protección de datos por parte de Meta.

Según los medios de información, Meta ha obtenido ilegítimamente el cien por cien de sus ingresos de la venta de publicidad segmentada al ignorar el requerimiento normativo de obtener el consentimiento de los ciudadanos para utilizar sus datos para la publicidad dirigida. De manera sistemática y masiva, Meta ha utilizado los datos personales de los usuarios sin su consentimiento, lo que le ha dado una ventaja competitiva ilegítima en el mercado de la publicidad.

La acción judicial está siendo llevada a cabo por el despacho de abogados dirigido por Nicolás González-Cuéllar. El presidente de AMI, José Joly, destaca que esta demanda pone de manifiesto cómo Meta ha construido su posición de dominio en el mercado despreciando la normativa de protección de datos.

Los medios de información españoles están sufriendo un perjuicio evidente debido a las acciones de Meta, lo que pone en riesgo su sostenibilidad. Por ello, AMI hace un llamamiento a los anunciantes para que confíen en medios seguros, fiables y responsables, que respeten los derechos de los ciudadanos y fomenten la calidad democrática de España. Estos medios cumplen rigurosamente con la normativa de protección de datos y se esfuerzan por ofrecer a los ciudadanos información veraz y de calidad.

La demanda presentada por AMI contra Meta busca defender los intereses de los medios de información españoles, así como garantizar el cumplimiento de la normativa de protección de datos por parte de las grandes empresas tecnológicas. Se espera que este proceso judicial tenga un impacto significativo en la forma en que Meta y otras compañías tratan los datos personales de los usuarios.

READ  Los cinco grandes bancos españoles alcanzan un récord de beneficios: 26.000 millones, un 26% más

La protección de los datos personales es un derecho fundamental, y es responsabilidad de las empresas respetar y cumplir con la normativa establecida en este ámbito. La demanda presentada por AMI es un paso importante en la lucha por una mayor transparencia y responsabilidad en el tratamiento de los datos por parte de las empresas tecnológicas.