Bolsa de Frankfurt.
Bolsa de Frankfurt. / Europa Press

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este jueves que los altos niveles de endeudamiento pueden volverse “incontrolables” y desencadenar una ola de “insolvencias” que ponen a prueba la “resistencia de los bancos” en medio de la aguda crisis económica causada por la pandemia de coronavirus. “Los altos niveles de deuda pueden volverse incontrolables para algunos prestatarios, y las pérdidas resultantes de insolvencias pueden poner a prueba la resistencia en algunos países”, indicó el Fondo en su informe sobre Estabilidad Financiera Global divulgado este jueves, en el que alerta sobre vulnerabilidades financieras.

En una conferencia de prensa, Tobias Adrian, director del Departamento de Mercados de Capital de la agencia, destacó que las “acciones rápidas y audaces” de los bancos centrales de todo el mundo han “suavizado” las condiciones financieras y apuntalado la “confianza” de los mercados.

En este sentido, ha subrayado que los activos agregados de los 10 principales bancos centrales del mundo han aumentado en aproximadamente seis billones de dólares desde el estallido de la crisis, además de los diez billones acumulados de apoyo fiscal desplegados por los gobiernos.

Aunque las perspectivas financieras se han relajado por el momento, Adrian advirtió sobre la creciente “desconexión entre los mercados financieros y la evolución de la economía real”, podría representar “una amenaza para la recuperación si el apetito de los inversores por el riesgo se diluye”.

El miércoles pasado, el FMI aseguró que la pandemia de coronavirus ha tenido un “impacto más negativo” de lo esperado en la economía mundial, ya que ahora se espera una contracción del 4.9% en 2020, en comparación con el 3% calculado en abril, con “efectos catastróficos” sobre empleo. La agencia con sede en Washington también señaló que, según la actualización de sus pronósticos, la recuperación esperada para 2021 será más gradual de lo esperado. En el caso de España, la caída del PIB en 2020 será la más profunda de todas las economías desarrolladas, solo Italia sufrirá un golpe de la misma intensidad, con una caída del 12,8%, mientras que la deuda se disparará un 123%.

READ  Fósiles del carnoso dinosaurio Abel descubiertos en el oeste de Egipto