Los bancos habían devuelto casi 2.276 millones de euros por reclamos de cláusulas de piso hasta el 31 de marzo pasado, según informó el Banco de España el viernes. Desde que la ley inició un procedimiento extrajudicial para la resolución de estos conflictos a principios de 2017, las entidades han recibido 1.213.784 solicitudes de devolución de cantidades, de las cuales 1.208.823 ya se han resuelto.

Esto se refleja en el último informe de la Comisión para el seguimiento, control y evaluación del cumplimiento del Real Decreto-ley 1/2017 (la norma que regula el mecanismo extrajudicial), que debe emitir un informe trimestral. En el último, publicado este viernes y que recoge el progreso hasta el primer trimestre de este año, se observa que del número total de reclamos recibidos desde 2017, los bancos han estimado 44.3%, mientras que tienen un 35% inadmisible y tienen 19.7% despedido. En el 1% de los casos, los clientes se han rendido, mientras que 4,961 casos quedan por resolver.

De las solicitudes estimadas favorablemente, que suman más de medio millón, el 93% terminó con un acuerdo entre el cliente y la entidad. 1.6% terminó sin un acuerdo, mientras que en 4.5% de los casos queda por ver si el cliente acepta los términos del arbitraje. Las operaciones que han finalizado con un acuerdo y el pago correspondiente totalizan 2.275,87 millones de euros. Esto significa que el monto promedio devuelto por cada reclamo es cercano a 4,527 euros.

La declaración enviada por el Banco de España recuerda que esta información es recopilada por la entidad en base a los datos proporcionados por las entidades, para que la comisión de monitoreo pueda analizarla y enviar el informe correspondiente al Congreso. Según la agencia, “la evolución de los datos muestra la reducción gradual en el número de solicitudes presentadas por los ciudadanos”.

READ  El brazo de las Naciones Unidas para América Latina impulsó el crecimiento económico de la región al 5,9 por ciento para 2021

Las cláusulas de piso, que determinan un precio mínimo a pagar por los prestatarios de una hipoteca de interés variable, han sido objeto de una larga controversia judicial que llegó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Como resultado, se consideró que podrían ser abusivos en muchos casos, si el cliente no había sido informado correctamente de ellos o si estaban incluidos en el contrato utilizando fórmulas difíciles de entender para un consumidor con conocimiento financiero promedio. Como resultado, y para evitar parcialmente una avalancha de asuntos judiciales, a principios de 2017, el gobierno de Mariano Rajoy aprobó un decreto para implementar un sistema de arbitraje extrajudicial.

Sin embargo, este es un procedimiento voluntario y no excluye a otros prestatarios de ir a la corte. Según las últimas estadísticas disponibles del Consejo General de la Judicatura, que también publica cifras trimestrales sobre asuntos relacionados con este tipo de cláusula, se emitieron 27,759 sentencias en el primer trimestre de este año y el 97.8% fueron favorables para el cliente. Los tribunales de primera instancia y de investigación todavía tenían 234.053 casos pendientes.