Telepizza y Pizza Hut han firmado un acuerdo por el cual la empresa española se convierte en franquiciadora de la empresa estadounidense en América Latina, España, Portugal, Andorra y Suiza. En la práctica, la alianza implica que los restaurantes de la cadena española en América Latina (excepto Brasil) y el Caribe comenzarán a operar bajo la marca estadounidense, mientras que las franquicias de Pizza Hut en la región, más las de Iberia y Suiza, serán administradas por la empresa española. Además, Telepizza gestionará la cadena de suministro y será el proveedor de todas estas instalaciones. Con todo esto, Telepizza pasa de 23 mercados a 37, aumenta su número de tiendas en un 60% y espera duplicar su facturación, además de comprometerse a abrir otras 1.300 tiendas en 10 años.

Como explicaron Pablo Juantegui, presidente de Telepizza, y Milind Pant, presidente de Pizza Hut, es “un acuerdo a muy largo plazo que transforma el sector de la pizza”, el resultado de 14 meses de negociaciones. Con esta alianza, “durante la noche”, Telepizza, que ya tiene el 73% de sus tiendas de franquicia, agregará 950 Pizza Huts a sus 1.614 tiendas (477 en América Latina), casi todas en la región de América Latina, que facturó unos 525 millones de euros. en 2017. Además, también gestionará las instalaciones de la marca estadounidense en España, Portugal, Andorra y Suiza. Es decir, a los 477 que tiene en América Latina agregará más de 800 de Pizza Hut, mientras operará o supervisará los más de cien de la marca de sombreros en España, Portugal, Andorra y Suiza.

En total, Telepizza pasa de 1.614 tiendas (al 31 de marzo de 2018) a 2.560 y de 23 países con 200 millones de consumidores potenciales, a 37 con 500 millones. Con estas nuevas tiendas, duplicaría su facturación, de 562 millones en 2017 a 1,100 millones este año y espera llegar a 1,500 en 2021. “Prácticamente, duplicamos nuestro tamaño, llegamos a lugares donde pensábamos que nunca llegaríamos, donde Sería impensable que fuéramos solos. Juantegui se felicitó a sí mismo. Por ejemplo, en México, donde Telepizza pretendía ingresar y que de repente se convertirá en su segundo mercado con 245 tiendas y donde instalará un centro regional y plantas de producción. “Y sin tocar el apalancamiento, sin deuda, con el objetivo de alcanzar los 100 millones de Ebitda (resultado operativo) en 2021”, dijo.

READ  ¿Cuál es la 'regla del silencio incómodo' utilizada por Tim Cook o Jeff Bezos?

En España y Portugal, Telepizza continuará utilizando y desarrollando su marca, pero sus franquicias en América Latina se transformarán gradualmente en tiendas de Pizza Hut. “Se hará país por país, según corresponda”, dijo el gerente. El plazo para la transformación de locales será de cinco años, excepto en el caso de Chile, donde Telepizza es el líder y será de diez.

Además, la alianza implica la apertura de hasta 2.500 tiendas en los próximos 20 años, 1.300 de ellas en la próxima década. La gran mayoría de las aperturas serán en América Latina bajo la marca Pizza Hut, aunque Telepizza revitalizará la marca Pizza Hut en España, dirigida a un público más joven que Telepizza, más familiar, con restaurantes en centros comerciales. El objetivo es tener en España unas 1.000 tiendas a medio plazo, entre ambas marcas. Actualmente, hay 703 Telepizzas en España y la compañía ve poca capacidad de crecimiento para esta marca, por lo que las aperturas estarán bajo el paraguas de Pizza Hut.

La empresa española será el proveedor de todos estos nuevos establecimientos, gracias al hecho de que tiene fábricas en todos los países en los que opera, y se encargará de controlar la cadena de suministro en todos los países afectados por el acuerdo, que ambas compañías esperan tener. cerrado a finales de este año.

En pocas palabras, Pant destacó que el acuerdo “toma lo mejor de ambas compañías: la escala y la marca de Pizza Hut, (17,000 tiendas en 107 países y 10,000 millones de facturación) con experiencia en el entrega, la capital y la cadena de suministro de Telepizza ”. “Es una alianza muy complementaria”, concluyó Juantegui, quien no cierra la puerta para ampliarla. “Es el comienzo de un viaje juntos. Por ahora, tenemos mucha comida en el plato, pero con un socio tan poderoso, no hay duda de que mañana podemos hacer otros negocios”, dijo.

READ  La economía de Wisconsin se beneficiará de la integración de los ferrocarriles

Ninguna de las partes dio a conocer las cifras del intercambio financiero implícito en el acuerdo, aunque incluye regalías para el uso de marcas durante la vigencia del acuerdo (50 años en España, Portugal y Chile y 25 en el resto de los mercados). No implica un intercambio de acciones.