Un tren de alta velocidad en la estación de Atocha de Madrid.
Un tren de alta velocidad en la estación de Atocha de Madrid.CARLOS ROSILLO

Este lunes, la firma del contrato estaba programada para que dos compañías compitan con Renfe en el AVE a partir del próximo diciembre. Pero el domingo por la tarde, ADIF, la empresa pública responsable de la infraestructura ferroviaria, pospuso in extremis la firma del contrato con la empresa ferroviaria pública francesa, SNCF, y con la alianza entre Trenitalia y la aerolínea Air Nostrum, los dos consorcios que planean entrar en servicio en el AVE español en competencia con Renfe a partir del próximo 14 de diciembre. El aplazamiento tiene que ver con algunas dudas planteadas por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia.

Según lo confirmado por las fuentes de ADIF, la firma tardará unos días, hasta que Renfe resuelva las dudas de la CNMC sobre el contrato, para que las tres compañías, los dos solicitantes y Renfe, firmen al mismo tiempo. Inicialmente, ADIF había pedido la firma con los dos nuevos operadores durante la primera hora del lunes, ya que sus contratos y planes comerciales recibieron la aprobación del “superregulador” el jueves pasado. Sin embargo, tarde el domingo, la ceremonia de firma se pospuso hasta que también se pueda formalizar con Renfe.

En el caso de Renfe, la CNMC planteó dudas de que su contrato con Adif para operar las tres líneas de AVE que están abiertas a la competencia cumple con las condiciones para exceder la duración de cinco años establecida por la Ley de Ferrocarriles y es de diez años, como el de futuro competidores. Específicamente, el regulador considera que Renfe, a pesar de haber recibido el mayor paquete de frecuencias en estas líneas AVE de las tres actualmente en disputa (de 86 circulaciones por día), no realizará un “aumento sustancial de los servicios en comparación con los que se proporcionan actualmente”

READ  Macron y Merkel advierten sobre el riesgo de fracaso de la cumbre | Economía

Este hecho, junto con tener los trenes, tener una imagen de marca y una red comercial “consolidada”, y enfrentar menos riesgos para operar otros servicios y líneas, lleva a la CNMC a solicitar que su contrato se limite a un período de cinco años en comparación con diez años permitidos para los dos nuevos operadores. Por esta razón, la CNMC instó a la compañía a justificar el hecho de que su contrato tenía diez años, o modificarlo y limitarlo a cinco. Esta situación finalmente ha llevado a la postergación de la firma con los dos nuevos operadores, lo que obtuvo la luz verde del regulador sobre sus acuerdos.

Concurso de AVE a Barcelona, ​​Valencia y Sevilla

Los acuerdos que SNCF e Ilsa, la asociación Trenitalia y Air Nostrum, firmarán con Adif les permitirán explotar durante diez años las frecuencias de trenes con las que lograron operar en tres líneas españolas de alta velocidad. Es el AVE a Barcelona, ​​el AVE a Valencia y el que conecta Madrid y Sevilla. Específicamente, estos son los llamados acuerdos marco de servicio, los documentos que especifican, ya con cronogramas y características, las frecuencias que ofrecerán en dichos EAV, que lograron el año pasado en la licitación pública promovida por Adif.

Con la firma de estos acuerdos, el proceso abierto hace más de un año por Adif para otorgar paquetes de servicios a los nuevos operadores se completará, de modo que puedan tener unos meses para preparar sus operaciones y negocios a la luz de la liberalización de los pasajeros. transporte en tren en toda la UE en diciembre. En virtud de este proceso, el operador público francés SNCF adquirió la capacidad de llevar a cabo cinco circulaciones por día en cada una de las tres líneas de AVE mencionadas anteriormente, mientras que Ilsa logró 16 frecuencias diarias.

READ  Huawei está molesto con un empleado que propuso construir un automóvil

Estos dos nuevos operadores ferroviarios planean invertir un total de 900 millones de euros en su entrada en el mercado ferroviario español, de acuerdo con los planes comerciales adelantados por las empresas. SNCF asegura que comenzará su servicio el mismo día 14 de diciembre de este año, pero Ilsa no lo tendrá listo hasta enero de 2022. La compañía francesa invertirá 700 millones para llevar el AVE a España bajo costo que ya explota en el país vecino. El operador desembarcará con nueve trenes a los que agregará otros cinco a partir de 2022. Por su parte, Treintalia y Air Nostrum tienen un compromiso del fabricante de los 23 trenes que alquilará (Bombardier) para llevar a cabo 16 circulaciones diarias en el Las tres líneas de AVE mencionadas anteriormente, con una inversión estimada de 200 millones.