Connect with us

Negocios

Cumbre europea sobre coronavirus: 90 horas de angustia por el mayor acuerdo de la UE desde el euro | Economía

Published

on

La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen y el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.REUTERS

El principio y el final de esta historia son alegres, brillantes, históricos. Pero en el medio ha habido momentos muy turbios. España promovió el debate a favor de un fondo de recuperación a fines de abril con un informe que recibió el apoyo de Bruselas. Angela Merkel y Emmanuel Macron recogieron el guante y propusieron juntos y por sorpresa un gran fondo con 500,000 millones de euros en transferencias. Casi un mes después, ambos se felicitaron el martes pasado por un acuerdo de los 27 socios de la UE que deja esa ayuda en 390,000 millones. En el camino hacia ese salto sin precedentes, han pasado semanas muy difíciles y una cumbre eterna frente a un perro con momentos muy oscuros en los que se revelaron dos visiones de Europa y una batalla salvaje no solo por dinero, sino sobre todo por el poder , para ver quién gobierna realmente en la Unión Europea.

A problemas excepcionales como la crisis económica del covid-19, respuestas excepcionales como el fondo acordado por los líderes de la UE a las 5:30 de la mañana del martes después de casi cinco días de duras negociaciones. El vínculo entre la epidemia más grande que sufrió Europa en más de 100 años y la intervención masiva para aliviar el daño económico ha sido una cumbre europea de cuatro días y cuatro noches en la que se tocó el drama de la ruptura, se trataron varias puñaladas de negociación bastante complicadas y terminó con un acuerdo histórico y unánime que todos los Presidentes de Gobierno acogieron con alivio y las instituciones europeas con una euforia innegable estos días en Bruselas.

Bruselas tembló durante más de 90 horas a riesgo de un colapso de las negociaciones, dirigido por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Su tweet a las 5:31 anunciando la conclusión de la cumbre y el acuerdo con un breve «¡Acuerdo!En inglés desató una euforia en las instituciones comunitarias que todavía es palpable en la cara de altos funcionarios y funcionarios e incluso en intercambios electrónicos de rutina con instituciones comunitarias, a menudo coronados en estos días por emoticones de alegría o acompañados por símbolos de poca admiración. frecuente en este tipo de comunicación.

«El acuerdo no ha dejado ninguna amargura, sino todo un sentido de orgullo colectivo», señalan en la Comisión Europea. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, fue recibida este miércoles con aplausos por el resto de los comisionados en agradecimiento, según un alto funcionario de la organización, «por haber defendido durante la cumbre el papel de la Comisión contra algunos ataques en sus poderes «

Los aplausos también se hicieron eco en el parlamento italiano o en el Congreso de los Diputados en Madrid, después de un acuerdo que más que compensa, según un alto funcionario europeo, «el sentimiento de abandono por parte de la UE que Italia y España sintieron al comienzo de la pandemia. «Por primera vez en más de una década, el bálsamo de la solidaridad se extiende por todo el continente. Y aunque el acuerdo del martes no puede reducir el dolor por las más de 170,000 vidas perdidas, Europa tiene al menos una lluvia de confianza frente a un futuro que, a través de gruesos y delgados, los socios de la comunidad parecen listos para enfrentar juntos. Esta es una reconstrucción de las cien horas que terminaron en suspiros de alivio, pero que bien podrían haberse hecho en una ruptura de consecuencias incalculables para el proyecto europeo.

Día 1: el desconcierto

La cumbre comienza a las 10 a.m.del viernes con pocas esperanzas de llegar a un acuerdo. La mayoría de las delegaciones lo perciben como una primera ronda muy difícil, pero no como una final. Y predicen la convocación de otra cumbre, al menos, antes de fin de mes. En las instituciones comunitarias, sin embargo, existe un sentido de urgencia. Y tanto Michel como Von der Leyen han percibido, en los numerosos contactos bilaterales que han tenido en las últimas semanas, una voluntad decidida en la mayoría de los presidentes del Gobierno de llegar a un pacto lo antes posible.

«Hay un 80% de posibilidades de que el acuerdo se cierre este fin de semana, tal vez en las primeras horas del domingo», predijo una alta posición de la Comisión 48 horas antes de la cumbre. El pronóstico sonaba demasiado optimista entonces. Pero demostró que la negociación previa había acelerado mucho más rápido de lo esperado. «Con coraje político, creo que podemos llegar a un acuerdo», dijo Michel minutos antes de tocar el timbre por primera vez para anunciar el inicio de la sesión plenaria de la cumbre del quinto piso del Edificio Europa en Bruselas.

Pero el optimismo se convierte en desconcierto en las primeras etapas de una cumbre que comenzó con efusivos empujones de saludo entre los líderes europeos, después de cinco meses reunidos por videoconferencia e intercambio de regalos entre los dos que cumplen años el 17 de julio, la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro portugués, António Costa. Michel disuelve la reunión poco después de las once de la noche, después de 13 horas de negociación, señalando la inmovilidad del llamado frugal: los Países Bajos, Suecia, Austria y Dinamarca.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, había alcanzado la cumbre con el gobierno del fondo como el principal caballo de batalla. Su objetivo: establecer un derecho de veto sobre cada pago del fondo, una concesión impensable para las otras delegaciones, que lo ven como una forma de establecer un troica furtivo. Michel aborda este debate con la esperanza de canalizarlo lo antes posible para poder regatear el monto del fondo y su distribución entre préstamos y donaciones.

«Algunas delegaciones dejaron en claro que no iniciarían negociaciones sobre el volumen del fondo hasta que su gobierno fuera claro», justifica una fuente comunitaria para explicar la estrategia de Michel para comenzar el debate sobre estos tres puntos espinosos. El plan parece funcionar: la negociación sobre el sistema de control comienza a avanzar. Pero, contrariamente a la predicción de Michel, estos pasos en la gobernanza no provocan ningún movimiento entre los frugales, de quienes no llega ninguna oferta sobre el monto del fondo. Su posición oficial sigue siendo cero euros en transferencias. El bloqueo es evidente y Michel aplaza la sesión antes de que el medio ambiente pueda deteriorarse aún más. Los líderes van a sus hoteles desde donde continuarán los contactos y las negociaciones multilaterales, por teléfono, durante buena parte de la noche.

Día 2: el regreso

Antes del comienzo del segundo día, Michel convoca una reunión restringida con Von der Leyen, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Emmanuel Macron, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y el holandés Mark Rutte. El objetivo es acercar las posiciones antes de volver al plenario. Michel completa la ofensiva publicando su primer texto de compromiso, en el que mantiene el monto total del fondo en 750,000 millones de euros, pero reduce la partida de ayuda en 50,000 millones, hasta 450,000 millones de euros. Y en un segundo gesto hacia lo frugal, incluye un freno de emergencia al desembolso de la ayuda, para detener la entrega si un país tiene dudas sobre las reformas financiadas en los estados beneficiarios. Además, Michel aumenta la oferta de cheques de descuento en la contribución al presupuesto que para los cuatro frugales y Alemania sumará 46,000 millones.

READ  ¿Dónde se fabrican los billetes? Explica Banxico- Uno TV

Rutte da la bienvenida a la triple oferta como «un paso en la dirección correcta», dijeron el sábado fuentes diplomáticas holandesas. Michel espera la contraoferta. El presidente del Consejo, que unos días antes tuvo una cena de trabajo con Rutte en La Haya, supone que la posición de cero euros para ayuda es solo un punto de partida. Y calcula que los frugales no pueden aceptar el medio billón de euros propuesto por la Comisión, pero pueden mover un rango de entre 350,000 y 400,000 millones. Sin embargo, la noche avanza y Rutte permanece impasible. «Fue el momento más delicado de la negociación, en el que se tuvo la sensación de que la cumbre no llegaría a ningún destino», dice una fuente comunitaria. El pánico se está extendiendo entre las delegaciones partidistas del fondo, en particular entre las del Consejo y la Comisión y las de España e Italia. Los teléfonos de los diplomáticos están furiosos. Muchos de ellos se vieron obligados a seguir la cumbre desde el exterior del edificio Europa, según las reglas de distancia física, que han restringido de 19 a siete el número de personas que pueden acompañar a los primeros ministros. Cientos de periodistas también cruzan llamadas con las delegaciones para averiguar si se ha alcanzado el colapso de las negociaciones o si es solo un salto hacia el tercer día.

La ausencia de reuniones con las delegaciones aumenta la incertidumbre. La sede del Consejo, dos edificios, unidos por una pasarela, con un total de casi 300,000 metros cuadrados, se convierten en las cumbres en un hormigueo de delegaciones, funcionarios, diplomáticos y periodistas que durante horas o días crean un hábitat particular en el que los acuerdos del Consejo y las noticias informan . «Se le echa mucho de menos», tuitea uno de los jefes del servicio de comunicación del Consejo con una foto del atrio del edificio que en cada cumbre se convierte en el campo de trabajo para cientos de corresponsales y enviados especiales. El área de prensa está completamente vacía en la primera cumbre europea de la historia en medio de una pandemia mortal.

Michel resuelve las dudas. Poco después de las once de la noche, cerró la reunión y llamó al domingo al mediodía. Las concesiones al frugal le han permitido volar desde el bloque del primer día. Pero la falta de gestos de Rutte permanece y no se garantiza que se mueva.

Día 3: montaña rusa

Los líderes europeos regresan al edificio Europa nuevamente, aunque las caras no se verán en el plenario hasta bien entrada la tarde. Michel prefiere concentrarse en reuniones bilaterales y multilaterales para investigar en privado el margen de maniobra de cada delegación. La buena temperatura exterior lleva al Presidente del Consejo a celebrar las reuniones en una terraza del edificio que se convertirá, junto con las máscaras y los saludos con el codo, en una de las imágenes de una cumbre llena de singularidades.

Michel, que solo ha estado en el cargo durante siete meses, descubrió la terraza cuando en diciembre de 2019 se convirtió en presidente del Consejo Europeo después de cinco años como presidente del gobierno belga. En pleno invierno, ese rincón exterior llamó su atención. Y preguntó si era posible colocar una mesa en ese espacio. La solicitud fue concedida, pero la tabla no apareció hasta seis meses después. Justo una semana antes de la cumbre, y sin nadie, ni Michel ni quienes lo colocaron, podrían sospechar que este mueble pasaría a la historia gráfica de la UE como uno de los lugares donde la respuesta europea a la crisis de codicia fue falsificado. 19)

La terraza con una vocación mítica favorecía la relajación, indica una fuente que tomó asiento durante las reuniones multilaterales al aire libre. En mangas de camisa, con agua mineral o con jugos de naranja, dependiendo del tiempo, el anfitrión escuchaba a las delegaciones una tras otra.

Las notas de Michel sobre posibles concesiones, sobre las cifras aceptables o inaceptables, alimentan al equipo de funcionarios de la Comisión que en una parte mucho menos glamorosa del edificio hacen los cálculos sobre el posible compromiso. Ninguno de estos funcionarios ni su más alto funcionario, el Comisionado Europeo de Presupuestos, Johannes Hahn, aparece en los cientos de fotos distribuidas por el Consejo durante la cumbre.

Los anfitriones de Hahn permanecen al pie del cañón día y noche, calculadora en mano y programa de cálculo en la pantalla de la computadora para traducir en cifras una negociación que apunta no solo a detener la crisis económica sino también a revolucionar el sistema financiero de la Unión Europea. En el área de trabajo de estos funcionarios, un detalle sorprendente revela que más que una oficina para usar, es el campamento base para que los 27 puedan hacer una cumbre: en el suelo, descansa una maleta y, al lado, un El saco de dormir está extendido. Cuando ingresan al edificio Europa el viernes, los técnicos de la Comisión saben que tienen 48 horas por delante sin poder volver a casa. Al final, no podrán irse hasta el martes por la mañana. Agotados, pero infectados con el «orgullo colectivo» que, según fuentes comunitarias, sintieron los 27 líderes cuando dieron su aprobación por unanimidad en la sala del Consejo a las cifras que pasarán a la historia del presupuesto de la Unión.

Los datos y los cálculos alimentan una negociación que parece una montaña rusa durante el viernes y el sábado. «Tan pronto como pareció que el acuerdo se hizo cuando se levantaron de la mesa», dice una fuente que continuó regateando.

Se habló de dinero, por supuesto, pero todas las fuentes consultadas están de acuerdo en que había un trasfondo político claro. Con el Reino Unido, el gran oponente de todos los avances de la UE, desaparecido, el poder interno de los 27 se está reconstruyendo. Y hay países que disputan el dominio absoluto del eje franco-alemán, que esta vez contó con el pleno respaldo de los otros dos grandes, Italia y España. Como sucedió en la votación de la presidencia del Eurogrupo, con la derrota de Nadia Calviño, en esta cumbre también hubo una «pequeña rebelión». El líder de ese movimiento fue Mark Rutte, quien tiene elecciones en 2021 y quería venderse en los Países Bajos como un tipo duro que se negó a dar «dinero gratis», en su terminología, a los países del sur. Pero el más duro, según varios negociadores, fue el austriaco, Sebastian Kurz. Austria, casi siempre un satélite de Alemania, ejerció esta vez como su gran oponente. “Los enfrentamientos de Kurz y Merkel fueron extremadamente duros. Él siempre quiso rechazarla. Ya está pensando en la era posterior a Merkel y quiere desempeñar su papel «, dice uno de los negociadores.

Esta enorme tensión entre dos formas de ver a la Unión Europea se vio en los plenarios y las reuniones informales, pero hay una que varios destacan como especialmente dura y también reveladora. Era domingo, fuera del plenario. Merkel y Macron, los dos grandes negociadores, convocan gradualmente a los países más relevantes y más confrontados.

Primero tienen una reunión con Conte y Sánchez para cerrar su posición de negociación y confirmar que no hubo necesidad de eliminar 400,000 millones de transferencias. Había en ese momento toda la cumbre. El domingo, los frugales hicieron público, por primera vez, que están dispuestos a aceptar 350,000 millones de euros en transferencias y otros 350,000 en créditos. La oferta se realiza a través del primer ministro finlandés, Sanna Marin. Todos los demás tienen 400,000. Pero algo se está moviendo. Al menos no es una oferta insultante, como la que se perdió en una de las conversaciones del primer ministro sueco, Löfven. El sueco incluso sugirió dejar la ayuda en 155,000 millones, una oferta que fue ignorada por Michel como si fuera una mera boutade.

READ  Vacuna contra el coronavirus de Pfizer: 9 preguntas sobre su desarrollo y los desafíos que enfrenta para lograr su aprobación y distribución masiva

Por ahora era un juego de póker. Cada grupo trató de dividir al rival. Los frugales estaban tratando de hacer que Italia y España, los más necesitados, aceptaran 350,000 o algo similar en vista del riesgo que representaba un colapso de las negociaciones para ellos. Los mercados habrían castigado severamente a Italia y España. Pero Merkel, Macron, Conte y Sánchez conspiran: 400,000 o nada. El italiano y el español son los más débiles. No pueden permitirse un «no acuerdo». Pero ellos aguantan.

En ese momento se abre la reunión. Con los países frugales y otros a favor del acuerdo y en gran necesidad, como Grecia y Portugal. En dos horas de reunión, todos arreglaron sus posiciones y sus reproches. Con cruces muy duras. Fue entonces cuando Conte lanza Rutte, en una frase que parecía muy reflexiva y que apareció rápidamente en la prensa italiana: «Si dejamos que se rompa el mercado único, tal vez serás un héroe en tu país durante unos días, pero después de algunas semanas exigirá que responda públicamente a todos los ciudadanos europeos por haber evitado una reacción europea efectiva «.

Cada uno de los frugales dio sus razones, y algunos, como el sueco Löfven, apelaron a la delicada mayoría de sus parlamentos para aprobar dicho paquete. Pero Kurz fue mucho más brutal. “Aquí un día nos enteramos por la prensa de que Merkel y Macron habían acordado un fondo de 500,000 millones en transferencias y todos tenemos que asumirlo. Esto no es así ”, se quejó. Fue un duro golpe. Y real: Merkel y Macron sorprendieron a todos con ese trato. Kurz fue muy claro. Dijo que en su país la opinión pública quiere «cero donaciones (transferencias)», por lo que cualquier cifra anterior «es un regalo» que él y otros amigos hacen a otros. Rutte también insistió en que los préstamos son mejores que las transferencias porque «disciplinan mucho».

Allí, además de Merkel, Macron y Conte, Sánchez también entró en juego. Varios frugales habían argumentado que el verdadero problema aquí era que Merkel y Macron querían a toda costa salvar su propuesta. Y el presidente español les dice que no es una idea franco-alemana, es algo que 22 países defienden contra cinco. Así, Sánchez intenta mostrar la unidad del bloque sí contra lo frugal. Y dividirlos. Rutte y Kurz habían hablado varias veces sobre el «dinero gratis» y Sánchez, quien evitó entrar en el accidente en todo momento y buscó otro papel como compositor, según fuentes españolas, responde. “No hay dinero gratis aquí. España aporta el 9% de este fondo y del presupuesto europeo. Y él asume el pago de esa deuda de su parte. Todo tendrá que ser devuelto. Y estos fondos tienen mucha supervisión. Tienes tus cheques y eso también nos cuesta mucho dinero a todos. Nadie nos va a dar nada. «

Rutte luego insistió en que los préstamos también son una buena solución y Sánchez impugnó: “Ya hemos recibido préstamos. Ya hay un gran paquete. Pero todos sabemos que no es suficiente. El endeudamiento de España, Italia y otros está aumentando 20 puntos. Incluso el FMI está pidiendo un fondo de 1,5 billones, no podemos ser cortos. La Costa portuguesa también recordó allí la experiencia traumática que la troika trajo a su país, y el griego Kyriákos Mitsotakis, que es conservador pero se asoció con sus colegas socialdemócratas del sur, también insistió en la idea de que el fondo debería ser muy importante. para lanzar un gran mensaje europeo. En esta reunión y en otras más pequeñas, los países grandes comenzaron a creer que los frugales estaban divididos. Que Rutte y Kurz resistieron, pero Finlandia, Dinamarca y Suecia estaban más dispuestos a acercarse a los 400,000 que marcaron el punto de encuentro. Pero el frugal trató de negar esa idea con reuniones en las que fueron vistos juntos y coordinados.

En este ambiente, Michel, al menos, ya aprecia las razones para convocar finalmente la primera sesión plenaria del día, alrededor de las 7 pm en forma de una cena de trabajo. La reunión dura poco más de dos horas y, por tercera noche consecutiva, la cena termina como el rosario del amanecer. Macron es particularmente beligerante. Y amenaza con irse a París. Por supuesto, antes de dar una conferencia de prensa para culpar al frugal por el grave y rotundo fracaso.

Dado el riesgo de ruptura, lo que se conoce como «comienzajuego de la culpa«, El juego de la culpa. Los frugalistas se mueven para exigir garantías de respeto al estado de derecho para quienes acceden a los fondos. Sabían que el húngaro Viktor Orbán no entraría de esa manera. También fue una forma de romper el bloque de 22 países que todavía estaban unidos con la propuesta franco-alemana, la Comisión y el Presidente del Consejo. Algunos negociadores señalan que allí pensaron que el frugal quería buscar una explicación más noble para una ruptura que la negativa a ayudar a los países del sur en apuros debido a una pandemia.

Son las 21:19 del domingo. La cumbre raya en el descanso final. El Presidente del Consejo hace un llamamiento solemne a la calma y la responsabilidad. «La pregunta es la siguiente», zanja Michel. «Los 27 líderes europeos podrán forjar la unidad y la confianza europeas, o permitirán una lágrima que mostrará una Europa débil minada por la desconfianza».

La advertencia no calma completamente los espíritus. Pero se confirma que los 27 están dispuestos a agotar todas las vías posibles de negociación para llegar a un acuerdo. En el punto álgido del distanciamiento, los observadores externos observan cualquier señal que anticipe una ruptura o acuerdo. El domingo por la tarde, dentro del pesimismo, hay dos signos que mantienen el ánimo de quienes todavía sueñan con el fondo de recuperación. La policía belga anuncia que extienden el perímetro de seguridad alrededor de la sede del consejo hasta el lunes. Y aún más significativo. El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, abandona la cumbre y se dirige a su país, a 200 kilómetros de distancia, para asistir a un consejo de ministros. Pero anuncia, y cumple, que volverá a unirse a una negociación que todavía tiene muchas horas por delante.

A las 11:24 p.m., el portavoz de Michel anunció un descanso plenario de 45 minutos. El descanso indica, para algunas delegaciones, que todavía hay una posibilidad de éxito. Para otros más pesimistas, incluido el español, la cumbre apunta a un fracaso rotundo y solo es cuestión de que cada parte prepare su propia historia para tratar de culpar al otro por el fiasco.

La cumbre entra en una fase delicada, con heridas de arma blanca estratégicas entre lados que parecen cada vez más irreconciliables. Desde el lado frugal, se propaga que el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, está dispuesto a aceptar el recorte de la ayuda a 350.000 millones de euros, con el objetivo de llegar a un acuerdo que libere a su país del posible castigo de los mercados en caso de fracaso. desde la cumbre. Fuentes comunitarias aseguran que Conte nunca admitió esta reducción. Fuentes españolas indican que Sánchez rechazó esta posibilidad en todo momento.

Las docenas de chats creados por las delegaciones para comunicarse entre sí y con la prensa están llenas de preguntas, comentarios, rumores, predicciones sobre el posible resultado. El zumbido digital reproduce, en cierto modo, el nido de avispones de la sala de prensa en las cumbres anteriores al covid-19, cuando la aparición de cualquier portavoz, funcionario o diplomático demostró un torbellino de tensión en torno a esa posible fuente y preguntas.

READ  Demanda contra Apple por la batería del iPhone en Bélgica y España

La noche se prolonga en contactos bilaterales. La delegación alemana se convierte en el centro de numerosas reuniones, con un canciller que claramente se ha puesto del lado de los del sur. Conte, Sánchez, Costa y Mitsotakis, entre otros, pasan parte de la noche allí. «Un semillero», describe una fuente. La noche interminable abre de nuevo el apetito. «Algunos tienen una copa de vino y casi todos la picotean con papas fritas».

Michel, mientras tanto, continúa dando la bienvenida en privado a los líderes. La negociación apenas se mueve. Pero alrededor de las cuatro de la mañana ocurre uno de los encuentros más cruciales. Michel recibe a Rutte en su oficina. Belgas y holandeses se conocen desde hace años. El presidente del Consejo sabe que el primer ministro holandés es un negociador experimentado y temible ante el que no puede bajar la guardia.

Los dos son liberales y en el pasado han compartido muchas posiciones comunes como representantes de dos países del Benelux. Pero ahora están en una posición delicada. Si Rutte no se mueve de los 350,000 millones, la cumbre está condenada al fracaso. Y la credibilidad de Michel como líder comunitario se vería gravemente dañada, tal vez de manera irreversible. Michel advierte que sin ningún otro gesto por parte del frugal se lanza el dado. Rutte se mantiene firme. Y se va. Pero vuelve en unos minutos. El holandés se abre al regateo. Las fuentes consultadas indican que en ese momento Michel vio la cumbre y el fondo de recuperación a salvo. Y su prestigio como presidente.

La pausa técnica de 45 minutos ha terminado. Ha durado seis horas y media. Pero ha despejado el camino. Michel convoca nuevamente la sesión plenaria, para comunicar el cambio de rumbo. Al día siguiente, informa, presentará una nueva propuesta con una partida de ayuda directa de alrededor de 400,000 millones de euros, el mínimo aceptable para Francia y los aliados del fondo. Son las 5:45 de la mañana del lunes. La sesión plenaria se disuelve y se vuelve a convocar a las 4:00 pm del mismo día.

Día 4: el bálsamo

«Tengo la impresión de que los líderes quieren un acuerdo», dijo la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, cuando ingresó al edificio Europa por cuarto día consecutivo. Es mediodía y el optimismo comienza a dominar, con todas las expectativas puestas en la nueva propuesta de compromiso que Michel está finalizando. Atrás quedaron las conmociones y los estallidos de un fin de semana duro. El Orbán húngaro había llegado a relacionar el rigor de Rutte con los líderes autoritarios de la era comunista en su país. De la delegación francesa se informa que Macron había golpeado la mesa varias veces durante sus enfrentamientos con Rutte o Kurz. «Golpeados metafóricamente», las fuentes diplomáticas intentaban suavizarse. Fuentes comunitarias aseguran que incluso Von der Leyen, que apenas habló en público, fue muy duro en la reunión, particularmente con Rutte, por tratar de arrebatar la vigilancia del fondo de recuperación de la Comisión. Sánchez también salió en apoyo de la Comisión y el equilibrio de poderes con el Consejo Europeo, según fuentes españolas.

Michel no estaba preocupado por las declaraciones tardías de los líderes fuera del edificio Europa. Cosas de políticos, cuya piel soporta casi todo. Pero el presidente del Consejo temía que la ira se fuera de control dentro de la sala, donde una escalada de tensión podría ser incontrolable. La mayoría de los socios mantuvieron la compostura. Pero un líder fue particularmente impredecible y peligroso para el consenso final: Kurz.

Con solo 34 años, el líder más joven del Consejo comenzó la cumbre compartiendo con Rutte el liderazgo de la frugal. Pero poco a poco fue endureciendo su posición hasta convertirse en un obstáculo mucho más insuperable que los holandeses. Además de resistirse al fondo, Kurz parecía estar resolviendo un ajuste de cuentas con Merkel, el ex líder de partidarios de la austeridad. El turno del canciller, que el 18 de mayo sorprendentemente acordó con Macron para apoyar un fondo de 500 millones de euros en ayuda, ha sido experimentado en Viena como una traición imperdonable. Kurz el impredecible, sin embargo, no llevó su ira hasta el veto final. Nadie lo hizo. La resistencia se superó gradualmente y cuando los grandes acordaron dejar caer la mítica cifra de 400,000 a 390,000 como una concesión a lo frugal, el acuerdo estaba en camino. El lunes por la tarde, Michel podría presentar su última propuesta, destinada a ser aprobada con pequeños ajustes durante la noche de lunes a martes.

Dia 5: «¡Acuerdo!«

La propuesta de Michel del lunes por la tarde mantiene el volumen del fondo en 750,000 millones. Asigna 390,000 millones a subsidios y el resto a préstamos. Un balance aceptable para ambas partes. Establece un control más estricto sobre los pagos, pero sin darle a Rutte el veto que quería, solo la posibilidad de detener el reloj en caso de duda para solicitar la intervención del Consejo Europeo. Y eso sí, aumenta considerablemente los cheques de descuento para frugales. El acuerdo está a la mano.

Aún así, las franjas técnicas requerirán varias horas de negociación. El regateo final continúa durante la noche de lunes a martes. Pero ahora sin drama sobre el riesgo de ruptura. El gran interrogante para muchos observadores ahora es algo tan trivial como la duración final de la cumbre: ¿batirá el récord de Niza, que en 2000 duró desde la mañana del 7 de diciembre hasta la del 11 de diciembre?

Después de la tensión vivida, la mirada al cronómetro se convierte en un pasatiempo tan extraño como divertido. El servicio de prensa del Consejo establece el listón: «hemos calculado que los líderes tendrán que continuar hasta las 6:05 para superar Niza», tuitea ese servicio a las 12:30 de la noche.

Con el trato inminentemente esperado, el registro parece imposible. Pero la capacidad de la UE para mantener la emoción hasta el final nunca debe subestimarse. El reloj corre y el humo blanco digital no acaba de llegar. Hasta las 5:31, cuando Michel tuitea sucintamente «Acuerdo! » en inglés. «¡Acuerdo!». La euforia se desata, aunque el registro permanece intacto durante media hora.

Los 27 han tenido éxito y existe una sensación de alivio, satisfacción y orgullo por el acuerdo alcanzado en la sala. No hay champaña ni tostadas, en un momento de agotamiento general. Michel había preparado un toque final con un dulce y pequeño regalo para los tres líderes que celebraron sus años de cumbre: Merkel, Costa y Löfven. Por un momento, la canciller no comprende el regalo, tal vez porque su cumpleaños, que fue el primer día de la cumbre, le parece algo muy distante después de 90 largas horas de negociación. La cancion de feliz cumpleaños por los presentes, termina la cumbre que forjó el mayor salto económico de la Unión desde el nacimiento del euro en 1998.

Experiencia en periódicos nacionales y periódicos medianos, prensa local, periódicos estudiantiles, revistas especializadas, sitios web y blogs. Publicado por Telegraph, Guardian, Metro, Independent, The Debrief, VICE, Femail Online, Inside Housing, Press Association, Open Democracy, i-D, la revista Your Cat, Mumsnet y más.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Negocios

La administración Biden-Harris ha invertido $2.7 mil millones para mejorar y expandir la infraestructura eléctrica rural.

Published

on

Washington, 30 de enero de 2023 – El secretario del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), Tom Vilcek, anunció hoy. Inversión de $ 2.7 mil millones para apoyar a 64 cooperativas eléctricas y empresas de servicios públicos (PDF, 175 KB) Ampliar y modernizar la red eléctrica rural del país y aumentar la seguridad de la red.

«Esta importante inversión beneficiará a las personas y empresas rurales de muchas formas durante las próximas décadas», dijo Vilcek. «Este financiamiento ayudará a las cooperativas y empresas de servicios públicos rurales a invertir en cambios que hagan que nuestra energía sea más eficiente, más confiable y más asequible. Invertir en infraestructura (carreteras, puentes, banda ancha y energía) respalda empleos bien remunerados y posiciona a Estados Unidos para liderar la economía global. .»

antecedentes:

Invirtiendo en 64 proyectos a través del USDA. Programa de Préstamo Eléctrico. Esta financiación ayudará a casi 2 millones de personas de zonas rurales en Alabama, Arkansas, Colorado, Florida, Georgia, Iowa, Indiana, Kentucky, Michigan, Minnesota, Mississippi, Montana, Nebraska, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma y empresas. beneficiará. , Oregón, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Virginia, Washington y Wisconsin.

Los préstamos incluyen $613 millones para ayudar a las empresas de servicios públicos y cooperativas rurales a instalar y actualizar tecnologías de redes inteligentes. Una red inteligente puede ser un catalizador para la banda ancha y otros servicios de telecomunicaciones en áreas rurales desatendidas y desatendidas, además de mejorar la seguridad y confiabilidad de la red.

Aproximadamente la mitad de los premios ayudarán a financiar mejoras de infraestructura en comunidades desfavorecidas.

A continuación, se muestran algunos ejemplos de cómo se utilizarán los fondos:

  • Northern Virginia Electric Cooperative está obteniendo un préstamo de $111 millones para conectar a 1264 clientes y construir y mejorar 404 millas de línea. El préstamo incluye $13,4 millones para tecnologías de redes inteligentes. Northern Virginia Electric, con sede en Manassas, atiende a 176.604 clientes en 7.614 millas en seis condados.
  • Carteret-Craven Electric Membership Cooperative en Newport, Carolina del Norte, está obteniendo un préstamo de $28 millones para conectar a 3115 clientes y construir y mejorar 132 millas de línea. Este préstamo incluye $169,437 para tecnologías de redes inteligentes. Carteret-Craven Electric atiende a 41,655 clientes a través de 2,493 millas de línea en cuatro condados en el sureste de Carolina del Norte.
  • Beltrami Electric Cooperative de Minnesota está obteniendo un préstamo de $22,7 millones para conectar a 1480 clientes y construir y mejorar 225 millas de línea. El préstamo incluye $1,3 millones para tecnologías de redes inteligentes. Beltrami Electric tiene su sede en Bemidji, Minnesota. Atiende a 21 772 clientes en partes de los condados de Beltrami, Cass, Clearwater, Hubbard, Itasca y Koochiching con 3500 millas de línea de distribución que cubren aproximadamente 3000 millas cuadradas.
READ  Vacuna contra el coronavirus de Pfizer: 9 preguntas sobre su desarrollo y los desafíos que enfrenta para lograr su aprobación y distribución masiva

En los próximos meses, el USDA anunciará financiamiento adicional para infraestructura energética. La administración Biden-Harris Ley de disminución de la inflación USDA ha proporcionado más de $12 mil millones en préstamos y subvenciones para expandir la energía limpia, transformar la generación de electricidad rural, crear empleos y acelerar el crecimiento económico. Esta financiación ayudará a que la energía sea más limpia, más fiable y más asequible.

El Programa de préstamos eléctricos del USDA puede ayudar a financiar plantas eólicas, solares y de gas natural, así como mejoras en la generación de energía limpia a partir de plantas a carbón. Las empresas de servicios públicos locales también utilizan los préstamos para invertir en infraestructura para proporcionar electricidad asequible a millones de clientes residenciales, comerciales y agrícolas.

Bajo la Administración Biden-Harris, el Desarrollo Rural proporciona préstamos y subvenciones para ayudar a expandir las oportunidades económicas, crear empleos y mejorar la calidad de vida de millones de estadounidenses en áreas rurales. Esta asistencia apoya las mejoras de infraestructura. desarrollo de negocios; albergar instalaciones comunitarias como escuelas, seguridad pública y atención médica; y acceso a Internet de alta velocidad en áreas rurales, tribales y de alta pobreza. Para más información visite www.rd.usda.gov.

USDA toca la vida de todos los estadounidenses de muchas maneras positivas todos los días. Bajo la Administración Biden-Harris, el USDA garantizará el acceso a alimentos seguros, saludables y nutritivos en todas las comunidades, promoviendo la competencia y mercados justos para todos los productores, con un mayor enfoque en una producción local y regional de alimentos más resistente. un enfoque en la fabricación, la innovación. Mercados y flujos de ingresos para agricultores y productores que utilizan prácticas alimentarias y forestales climáticamente inteligentes, realizan inversiones históricas en infraestructura y capacidades de energía limpia en las zonas rurales de Estados Unidos y eliminan las barreras sistémicas y una fuerza laboral Comprometerse con la equidad en todo el departamento al hacer que la fuerza sea más representativa de America. . Para obtener más información, visite www.usda.gov.

READ  Los países más felices del mundo. alrededor de la web

Para suscribirse a las actualizaciones de Desarrollo Rural del USDA, visite Página de suscriptor de GovDelivery.

#

USDA es un proveedor, empleador y empleador que ofrece igualdad de oportunidades.

Continue Reading

Negocios

Los líderes latinoamericanos dan la bienvenida al regreso de Lula de Brasil.

Published

on

Río de Janeiro (APP) – Líderes latinoamericanos llegaron a Brasil para una reunión Presidente Luiz Inácio Lula da Silva En su primer día completo en el cargo el lunes, dio la bienvenida a su regreso al poder y deseó que su país desempeñe un papel más importante en el escenario internacional.

El predecesor de Lula, Jair Bolsonaro, rara vez viajaba al exterior o se reunía con jefes de Estado y se encontraba cada vez más aislado.

Pero los jefes de estado sudamericanos, algunos de ellos compañeros de izquierda, aunque no todos, claramente dieron la bienvenida al tercer mandato de Lula y quieren una mayor participación de la economía más grande del continente.

Mirar: ¿Mejorarán las perspectivas de la selva amazónica con el nuevo líder de Brasil?

«Fue una señal muy poderosa de deseo en la región que los líderes quisieran que Brasil volviera», según Oliver Steenkel, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Fundación Getulio Vargas. «Los líderes latinoamericanos quieren un Brasil activo y comprometido».

El lunes, Lula se reunió con los presidentes Alberto Fernández de Argentina, Luis Arce de Bolivia, Guillermo Lasso de Ecuador, Gabriel Borque de Chile y Gustavo Pietro de Colombia. Otros líderes también viajaron a la capital Brasilia el domingo para felicitar a Lula por su toma de posesión, incluido el presidente uruguayo, Luis Alberto Laquille Poe.

Mirar: El presidente brasileño Bolsonaro no cedió tras la derrota electoral.

El lunes por la tarde, Lula también se reunió con Wang Qishan, vicepresidente de China, el mayor destino de exportación de Brasil. Aunque Bolsonaro bajó el tono de sus ataques a China en la segunda mitad de su administración, era importante que China se comprometiera con la administración de Lula y garantizara que la nación más grande de América Latina se convirtiera en un verdadero socio, dijo Stoenkel.

READ  Correos amplía y diversifica su red de oficinas | Características adicionales

Lula se reunirá más tarde con el presidente de Angola y representantes de Cuba, Venezuela y Perú.

Continue Reading

Negocios

2023 en el horizonte América Latina

Published

on

Un gran desafío para los Estados Unidos Un nuevo ciclo político

En los últimos años, los votantes latinoamericanos han elegido candidatos de izquierda en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Honduras, México y Perú. Sus victorias han dejado huella. Nueva María Rosa (Nueva Ola Rosa), similar al cambio ideológico de hace dos décadas, cuando líderes como Hugo Chávez de Venezuela y Evo Morales de Bolivia cambiaron radicalmente la política de la región.

La situación es diferente en aspectos importantes en este momento. Primero, hay poca evidencia de un cambio en las preferencias ideológicas entre los votantes. Muchos nuevos líderes de izquierda en la región, como Pedro Castillo de Perú, ganaron fácilmente sus elecciones. Otros, como el chileno Gabriel Borque, han perdido popularidad rápidamente. En las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, el ícono original de la ola rosa, derrotó por poco a su rival de extrema derecha, Jair Bolsonaro, y muchos aliados de Bolsonaro obtuvieron escaños en el Congreso. En segundo lugar, a diferencia de principios de la década de 2000, los líderes de la Nueva Izquierda de América Latina están asumiendo el cargo en un momento de turbulencia económica regional. La recuperación pospandémica de América Latina se está acelerando, a medida que la región lidia con el crecimiento mundial, la alta inflación y la resaca de la deuda de COVID-19. Eso dificultaría que líderes como Gustavo Pietro de Colombia cumplan sus promesas de campaña de reducir la desigualdad.

En este contexto, no está claro cuánto durará este ciclo político. Sin embargo, actualmente plantea desafíos para los Estados Unidos. Por ejemplo, el apoyo regional a la presión de EE. UU. sobre el régimen autoritario de Venezuela se ha erosionado, ya que países como Colombia han restablecido las relaciones con Nicolás Maduro a pesar de los abusos contra los derechos humanos documentados.

READ  Vacuna contra el coronavirus de Pfizer: 9 preguntas sobre su desarrollo y los desafíos que enfrenta para lograr su aprobación y distribución masiva

Dicho esto, también hay oportunidades para Estados Unidos. Muchos de los nuevos presidentes de izquierda de la región, incluidos Borque, Chávez y Morales de Chile, evitan los instintos autoritarios y las creencias antiimperialistas de anteriores figuras influyentes de la izquierda latinoamericana. En cambio, líderes como Petro dan prioridad a muchos temas que son consistentes con los objetivos estadounidenses, como combatir el cambio climático.

Continue Reading

Trending