La candidata del Gobierno para presidir el CNMC, Cani Fernández, a su llegada a la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso, este jueves.
La candidata del Gobierno para presidir el CNMC, Cani Fernández, a su llegada a la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso, este jueves.prensa europea

El Gobierno ha logrado adelantar los nombramientos de los cinco candidatos al consejo de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) con el apoyo de PNV, ERC, Unidas Podemos y PSOE y el voto en contra de PP, Vox y Ciudadanos. La oposición no dudó de la idoneidad para los puestos, pero su independencia sí, especialmente en el caso del presidente, Cani Fernández, debido a los conflictos de intereses que pueden surgir con las empresas que defendió mientras estaba a cargo de la oficina de Cuatrecasas. . El debate que tuvo lugar, al que no asistió nadie del Grupo Plural o EH Bildu, reflejó la tensión en el Parlamento entre el Gobierno y las partes de la derecha, así como la armonía con los grupos que ayudaron a la investidura.

La Comisión Económica del Congreso distribuyó las intervenciones para analizar la idoneidad e independencia de los elegidos en tres fases. El primero de los candidatos a miembros (Carlos Aguilar, Josep María Sala y Pilar Sánchez) y luego dos individuos para los candidatos a vicepresidente, Ángel Torres, y el presidente, Cani Fernández. Esto obligó a los representantes de la oposición a tener que distribuir sus municiones en las tres intervenciones. Si bien los representantes del PNV, ERC, Podemos y PSOE indicaron “suficiente legitimidad de origen con respecto a la idoneidad y que no hubo conflicto de intereses”, los del PP, Vox y Ciudadanos expusieron sus dudas con respecto a la independencia. Al final, Cani Fernández y Carlos Aguilar recibieron 19 votos a favor y 16 en contra, y los tres miembros, 19 votos a favor, 15 en contra y una abstención (la de Ciudadanos).

READ  Argentina lucha por vacunar hasta 100.000 con aumento de muertes por covidar

Fernández se comprometió, después de hacer una revisión exhaustiva de sus 33 años de experiencia profesional como maestro y abogado especializado en competencia en Cuatrecasas, a “proporcionar al CNMC la máxima independencia y promover una regulación eficiente y garantizada que proporcione reglas claras del juego que se utilizan para proteger a los consumidores y las empresas “. Asimismo, reconoció su conexión con muchos casos de defensa comercial ante la CNMC, lo que provocará su inhibición en la junta del organismo si surge un conflicto de intereses”. Nunca habrá un conflicto de interés, me abstendré de cualquier duda “, dijo Fernández, quien, más tarde en las respuestas a los diputados, defendió su independencia de opinión:” Puede contar con eso “.” El denominador común en mi carrera ha sido el de criterios independientes y seguirá siendo así “.

Esa independencia se convirtió en el principal elemento de confrontación de la oposición, que también preguntó sobre los conflictos que pueden surgir de su esposo, quien trabaja en la oficina de competencia especializada Lexecom Compass. “Que reconozca que se va a abstener es razón suficiente para oponerse”, dijo el diputado de Vox, Víctor González Coello, de Portugal, quien preguntó con cuántas compañías ha tenido una relación (algo que Fernández no respondió) y si sabe Paolo Vasile (presidente de Mediaset, empresa que ha defendido y que recibió una multa de 77 millones acusados ​​de oligopolio con Atresmedia). Fernández aseguró que no lo conoce, aunque ha defendido su compañía.

Más enérgico fue Mario Garcés, portavoz del PP, quien enfatizó que “si tenía tantas incompatibilidades y tiene que abstenerse no puede ser presidente” y le preguntó: “¿Está en condiciones de dedicarse a su actividad sin abstenerse genéricamente?” Garcés había transferido previamente la incomodidad de su grupo por haber sido excluido de la renovación del organismo. “No cuestionamos la profesionalidad de los candidatos, pero cuestionamos la deriva antidemocrática que ocurre cuando los saldos están fragmentados”, dijo Garcés, quien recordó que el PP intentó llegar a un acuerdo con el PSOE en 2013 (cuando el CNMC fue establecido) y no fue posible debido al rechazo socialista del modelo elegido. “Hoy, sin embargo, hay un asalto a las instituciones que causa la captura del regulador y los regulados”, agregó Garcés, quien no se detuvo allí: “Ha habido una adulteración muy significativa de uno de los organismos más importantes en el Administración, especialmente por parte del Gobierno “.

READ  Nadia Calviño presenta su candidatura oficial para presidir el Eurogrupo | Economía

Tanto Garcés como González y la representante de Ciudadanos, María Muñoz Vidal, preguntaron a los candidatos si eran militantes de los partidos que les proponían. Solo Aguilar, como reconoció, es miembro de En Comú Podem, una formación para la cual fue candidato en las elecciones de 2019, el resto afirmó no pertenecer a ningún partido. A Aguilar, quien admitió que no era un experto en competencia, se le atribuyó una estrecha relación con el empresario Jaume Roures, a quien negó (“nunca he visto al Sr. Roures”, dijo) al tiempo que subrayó que “el pensamiento personal no debe verse comprometido con actividad profesional “. Torres, quien prometió” profesionalismo, independencia, imparcialidad y honestidad “y pidió más recursos para el CNMC, fue culpado de que su relación profesional como funcionario siempre haya sido con los gobiernos del PSOE. Mientras se preguntaba a Josep María Sala cómo él puede representar a un partido de independencia en un organismo nacional, a lo que respondió que ha colaborado para diferentes grupos políticos.

La nota destacada del debate provino de la mano del portavoz del grupo socialista, Antonio Hurtado, quien enfatizó, dirigiéndose a Vox y al PP, que los candidatos estaban a propuesta del Gobierno, no de los partidos. “Confundes la independencia del órgano con lo que evaluamos aquí, que es la idoneidad. Están a punto de destruir lo que pueden y más, son pandilleros patriotas ”, atacó, creando una confrontación con los portavoces de los dos grupos conservadores que se hicieron cargo.