El grupo industrial francés Engie anunció este lunes que acepta la oferta de la empresa de tratamiento de aguas y residuos Veolia para comprar el 29,9% del capital que tiene en Suez.

La operación, objeto de una larga polémica por parte de la oposición de Suez, asciende a 3.400 millones de euros. La oferta vencía esta medianoche y Engie ha indicado en un comunicado que ha tenido en cuenta los compromisos adquiridos por Veolia, relacionados precisamente con no presentar una oferta pública de compra hostil tras esta adquisición.

“La venta constituye una primera etapa importante en la implementación de las nuevas líneas estratégicas del grupo. Permite a Engie ganar visibilidad y fortalecer su capacidad de inversión en energías renovables e infraestructuras”, dijo el presidente del Consejo de Administración de Engie, Jean -Pierre Clamadieu.

El estado francés, que posee cerca del 22% de Engie, ha señalado en otro comunicado que se había opuesto a esta operación “por la ausencia de un acuerdo amistoso” entre Veolia y Suez.

Suez había señalado hoy precisamente que, para preservar los intereses de sus accionistas, iba a utilizar todos los medios a su alcance para evitar que su eterno rival, Veolia, asumiera su control.

La compañía ha destacado que su Consejo de Administración confirmó que la oferta de Veolia es hostil tanto en relación a la adquisición del 29,9% que Engie tiene en Suez como en su posterior proyecto de hacerse cargo del resto de la firma.

Además, Suez ha lamentado “la prisa” del Consejo de Engie de rechazar “sin análisis y sin discusión ni diálogo previo una oferta alternativa” presentada por el fondo de inversión francés Ardian y que, a su juicio, preservaba “el interés social de Suez”. .

READ  Es el estado más pobre de Estados Unidos. Wall St. 24 horas al día, 7 días a la semana

Ardian ha indicado este lunes que se retiraba: “Fiel a los principios de las negociaciones no hostiles, ha decidido no presentar una oferta para dar tiempo a las discusiones en curso”,

El pasado miércoles y tras casi un mes de acusaciones cruzadas, Veolia mejoró el precio de su oferta hasta los 18 euros por acción, frente a unos 15,5 euros iniciales, que situaban inicialmente el coste de la operación en torno a los 2.900 millones de euros.