Connect with us

Negocios

La industria no levanta la cabeza | Economía

Published

on

Manifestación de trabajadores de Nissan contra el cierre de fábricas en Cataluña, el pasado jueves en Barcelona.Albert García / EL PAÍS

El cierre de Nissan en Barcelona dejará a unos 3.000 trabajadores en la calle. El fabricante de aluminio Alcoa despedirá a 534 personas de su planta en San Cibrao (Lugo) después de vender las de A Coruña y Avilés (Asturias). Continental dispondrá de su planta Rubí (Barcelona), con una plantilla de 760 trabajadores. Ninguno de estos anuncios está relacionado con la crisis del coronavirus, sino con el enanismo imparable que sufre la industria en España. Antes del cierre de Vestas en León, Siemens Gamesa (Miranda de Ebro, Burgos), La Naval (Sestao, Bizkaia) y muchas otras compañías que pasaron más desapercibidas.

La Comisión Europea ha establecido un objetivo para que la industria pese un 20% este año en el PIB, pero España, lejos de estar cerca, se está alejando con solo el 16% (incluida la generación de energía) en 2018, según datos del Ministerio de Industria . La Encuesta de población activa (EPA) certifica una pérdida de 132,000 trabajadores en el sector durante la última década. A pesar de no estar detrás de los efectos de esta destrucción, el covid-19 amenaza, como ha admitido el sector automotriz, causar estragos en el mercado y acelerar el proceso de desaparición de la actividad industrial, por lo que la Unión Europea ha duplicado su apuesta con una nueva estrategia para un sector que él cree que es esencial para el futuro.

Nadie sabe si el proceso actual responde a una tercera ola de reubicaciones, como ocurrió a principios de la década de 1990 después de ingresar al Mercado Único Europeo, o al comienzo de este siglo, como resultado de la ampliación de la Unión Europea. Pero, entre otros factores, el cierre de Alcoa se explica por la competencia asiática, dicen fuentes de la compañía, y Nissan planea trasladar su producción de Cataluña a otras instalaciones.

El ministro de Industria, Reyes Maroto, exigió este miércoles en el Congreso “un pacto para la industria, porque es más importante que nunca”. La propuesta no es nueva, lo que ha pasado sucesivamente a través de los argumentos de los últimos gobiernos. “Después de la crisis, en 2016”, dice Agustín Martín, secretario general de la Federación de la Industria de CC OO, “los sindicatos y los empleadores propusieron un pacto con las líneas estratégicas para una política industrial sólida y futura, con tres pilares: un modelo de energía estable con un precio competitivo, un pacto educativo para mejorar la formación profesional en un momento disruptivo en la transformación industrial, y un pacto con las Administraciones para reforzar la política industrial “. Pedro Leaves, secretario general de UGT-FICA, recuerda:” Ya dijimos que Fue un momento crucial en el que tuvimos que hacer un pacto para la industria atemporal, coordinado con todas las Administraciones “.

La verdad es que no ha sido posible llegar a un acuerdo a pesar de los beneficios atribuidos al sector. Un informe reciente del Consejo Económico y Social destacó su resistencia a las crisis económicas y que la actividad manufacturera (descontando la generación de energía) es capaz de impulsar la productividad necesaria para abrir una etapa de crecimiento sostenible. La industria también es la base del 70% de las exportaciones y el 80% de la inversión en I + D española. Genera empleo más estable que otras actividades y con condiciones salariales superiores a la media.

READ  Precio del dólar hoy jueves 20 de agosto de 2020, tipo de cambio

Y, a pesar de todo esto, esa solicitud hecha en la Declaración de la Industria de 2016 continúa durmiendo los sueños de las justas y muchas de las demandas que ha hecho el sector en los últimos años aún están pendientes: desde la reducción en los costos de energía – el electrointensivo El estatuto de los grandes consumidores de energía acumula años de espera, hasta la mejora de algunas infraestructuras de transporte, especialmente ferrocarriles, con sus conexiones portuarias, o la baja inversión en I + D.

“No me atrevo a decir que España no tiene una política industrial, la pregunta es cuál es el modelo de país que queremos”, pregunta Joan Tristany, CEO de Amec, una organización que defiende la competitividad de la empresa exportadora. También se refiere a la falta de recursos que el Ministerio tiene para asumir sus obligaciones e incluso alude a su organigrama como una señal de desprecio por la actividad secundaria: dos de sus áreas, Comercio y Turismo, dependen de una secretaría de Estado mientras que la Industria cuelga de una secretaría general de nivel inferior. Pero también que otras áreas gubernamentales vinculadas dependen de otros ministerios. “Hemos estado pidiendo un organismo coordinador que dependa del Ministerio de Industria durante mucho tiempo”, coincide el director general de Feique, la asociación química, Juan Antonio Labad.

“Proteger a la industria de la situación política es absolutamente necesario”, reconoce Raúl Blanco, Secretario General de Industria. Después de dos años en el Ministerio, dice que está listo para la “autocrítica”, pero inmediatamente enumera: “Todavía estamos con los presupuestos de 2018, diseñados en 2017 por otro gobierno y que se aplican en 2020 con una situación incomparable”. Eso limita mucho “. Y continúa con” la inestabilidad de dos períodos electorales en dos años “. “Consenso, presupuesto y colaboración público-privada”, pide una y otra vez, emprender proyectos futuros que recaudarán fondos del plan de reactivación europeo.

READ  El Banco de España pide no apoyar "sectores o empresas zombis durante mucho tiempo" con ayuda | Economía

Falta de recursos

El Secretario de Industria también señala que España carece de centros de decisión para las multinacionales que pueden proporcionar un voto decisivo al asignar inversiones. En ese momento, todos los consultados piden armonía entre las Administraciones y lamentan declaraciones como la de la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre la “muerte del diesel”, realizada en 2018, lo que molestó enormemente al sector automotriz. “Si escucharan eso en Japón, se frotarían las manos al decidir el cierre de Nissan”, lamentan fuentes de Confemetal, la asociación de trabajadores metalúrgicos, que atribuye el mal momento a la “competencia desleal de países con estándares laborales y ambientales muy bajos”. .

Rafael Myro, profesor de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid, asegura que la estructura industrial española tiene todos los elementos formales de una política industrial si no fuera por dos problemas: “Tendría que dedicar suficientes recursos y no tiene Un verdadero ecosistema de innovación entre empresas industriales y entre los sectores público y privado. Esto sucede porque España no tiene una conciencia clara de que es un país industrial y no ha fomentado esa cultura. El País Vasco lo ha hecho ”.

Experiencia en periódicos nacionales y periódicos medianos, prensa local, periódicos estudiantiles, revistas especializadas, sitios web y blogs. Publicado por Telegraph, Guardian, Metro, Independent, The Debrief, VICE, Femail Online, Inside Housing, Press Association, Open Democracy, i-D, la revista Your Cat, Mumsnet y más.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Negocios

Houston Public Media – Miles de personas huyen a Haití tras el racismo y la pobreza en América Latina

Published

on

Valerie Lamour, una refugiada haitiana reciente, dijo que no creía que su novio hubiera sido detenido por funcionarios fronterizos.

Valerie Stephanie Lamour, de 36 años, dijo que el racismo en Panamá era tan malo que una vez le dijeron que “olía feo y negro”. Se mudó de Haití después de un violento ataque a su escuela en 2005, donde vio una bala en el ojo de su prima.

En español, Lamour dijo que trató de ganarse la vida por sí mismo durante 15 años, pero luchó para obtener papeles de inmigración, encontrar trabajo y salir de la pobreza.

“No podía vivir en Panamá”, dijo Lamour, luego de que su ex novio la abandonara cuando quedó embarazada de sus hijos gemelos. “No pude evitarlo y mis hijos estaban creciendo”.

En un refugio para refugiados a corto plazo en Houston, Lamour explicó que finalmente obtuvo un permiso de trabajo en 2020, pero la epidemia acabó con cualquier esperanza de encontrar trabajo para ayudar a sus cuatro hijos. Entonces ella y su novio decidieron: Venid a Estados Unidos.

Su plan casi funcionó.

La semana pasada, dijo, ingresó al área de Del Rio en Texas desde México. Los funcionarios fronterizos la arrestaron a ella, a su novio y a sus dos hijos gemelos de 7 años y los separaron. Su novio, también de Haití, fue llevado a un centro de detención. Lamour y sus hijos fueron puestos en libertad.

Con lágrimas corriendo por su rostro, Lamour explicó que no tenía adónde ir sin su novio. Iba a Nueva Jersey, donde está la familia de su novio, pero dijo que la familia no lo aceptaría sin su novio.

“El hecho es que no sé qué voy a hacer”, dijo Lamore. “Nunca pensé que me separaría de la persona que amaría”.

READ  El Banco de España pide no apoyar "sectores o empresas zombis durante mucho tiempo" con ayuda | Economía

Muchos adultos de México a Texas han sido detenidos y deportados como novios de Lemur, pero algunas familias han sido liberadas por funcionarios de inmigración en los Estados Unidos y han estado enfrentando sus casos de inmigración en los tribunales durante años.

Y no todos son de Centroamérica.

Miles de inmigrantes haitianos se están mudando a los Estados Unidos, después de establecerse primero en muchos otros países.

Las estadísticas de migración de la frontera sur de Panamá muestran que en 2021, más haitianos no autorizados cruzaron otra nacionalidad: unas 88,600 personas en mayo. Otros 1.500 inmigrantes eran niños haitianos nacidos en Chile y Brasil.

En el último mes, las fronteras sin médicos han provocado un aumento en el número de migrantes allí, especialmente los de Haití, donde las personas han sufrido abusos sexuales, robos, ahogamientos y deshidratación. Debido a esto, se desplegaron servicios médicos y de salud mental en la frontera sur de Panamá.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. No tiene el número actual de inmigrantes haitianos, pero Jessica Bolter, del Immigration Policy Institute, dijo que los números de Panamá son un buen indicador de lo que vemos en la frontera entre EE. UU. Y México۔

“Ciertamente, hay una serie de factores que están contribuyendo actualmente a esta creciente afluencia de haitianos”, dijo Bolter, quien estudió la migración africana y haitiana a Estados Unidos.

En un nuevo centro de reubicación familiar en el norte de Houston, la inmigrante haitiana Jocelyn Meteor se sienta con su hijo de 7 meses, Jiden.

“Los inmigrantes haitianos y los inmigrantes africanos también enfrentan el racismo y la discriminación militares, lo que les dificulta encontrar empleo, acceso a vivienda y educación”, dijo Bolter.

También enfrentan barreras para el idioma y los permisos de trabajo. Dijo que Chile, un país que había abierto sus puertas a muchos haitianos desde el terremoto de 2010, tenía estrechos vínculos con las ofertas de visas.

READ  Precio del dólar hoy martes 4 de agosto de 2020 al cierre, tipo de cambio

“Fue difícil para los inmigrantes haitianos conseguir un trabajo en Chile”, dijo Bolter. “Algo de esto se debe a las barreras del idioma, algunas de las cuales se deben a las muchas irregularidades”. Se van, y una vez que se meten en problemas. , es difícil ofrecer un trabajo “.

Bolter dijo que durante las epidemias, la situación tanto en Haití como en América Latina se ha deteriorado y que los inmigrantes haitianos ven la economía estadounidense después de las epidemias.

“Ahora que la economía estadounidense está comenzando a recuperarse más rápido que las economías de lugares como Brasil o Chile, definitivamente es un factor atractivo para los inmigrantes”, dijo Bolter.

En el refugio de Houston, Jocelyn Mater, de Haití, se sentó con su hijo de 7 meses, que nació en Chile. Ella había emigrado allí, pero luchó por encontrar trabajo. Cruzó Sudamérica a pie y en autobús a Estados Unidos con su hijo y su novio, quien también fue detenido y separado.

Dijo que vería abusar de otras mujeres durante el viaje. Caminaron por el bosque con cadáveres.

“Cada vez que veía a una persona muerta, decía: ‘No voy a morir así con mi bebé'”, dijo en español.

Ella sobrevivió, pero ahora su futuro es incierto para ayudar a su familia sin su novio.

Si bien tanto Matair como Lamour saben dónde vivir, como muchas familias haitianas, tienen casos de inmigración pendientes, que pueden tardar años en pasar por los tribunales.

Afiliación Hoy en Houston

Complete el formulario a continuación para suscribirse a nuestro nuevo boletín editorial diario de HPM Newsroom.

Continue Reading

Negocios

Go Investment: la oficina de Guyana para empresas ha invertido en 55 ubicaciones

Published

on